compartir artículo en:

Raptos de Locura

Tags

Noticias Internacionales

actualidad

realidad

mundo

política

elecciones

locura

argentina

corrupción

estados unidos

giorgio napolitano

negocios

méxico

justicia

presidente

 

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

En Una Realidad Increíble

Comentario Editorial por El Pirata - noticias del mundo - noticias internacionalBienvenidos a las noticias internacionales y toda la locura. Afortunadamente es solo un rapto de locura que nadie podría tomar en serio, porque sinceramente no creo que nada de lo que esté pasando sea posible.

Es una locura eso que algunos comentan sobre la corrupción en el gobierno argentino, tan loco como imaginar que los Kirchner se enriquecieron a costa del poder y tan loco como ir a investigar la financiera que opera en el mismo edificio donde Cristina, el vice, algún ministro y la crema de la crema se mueve diariamente. Tan loco como ir a investigarla luego de que los vecinos de la zona se quejaran porque el ruido constante de la máquina trituradoras de papeles no los dejaban dormir. Sería tan loco como suponer que el arrepentido se arrepintió de arrepentirse y que todo lo que dijo en realidad era todo un invento de un loco al que le hicieron ver que estaba cometiendo una locura.

Es tan loco y descabellado como imaginar que la urgencia de la reforma del poder judicial por parte del gobierno argentino tiene otro interés más allá del de democratizar la justicia. Pero claro, siempre están los mal pensados.

Una locura imaginar que el chavisno pudo haber hecho algo raro en la elecciones, una locura como imaginar que alguien de rojo pudiera entrar y llegar hasta Maduro en plena asunción para que Nicolás con cara de espanto diga: -falló la seguridad, me podrían haber matado.

Si ya sé, eso suena tan loco como imaginar a Correa frente al Papa Francisco haciéndose el chistoso y diciéndole -¿quién iba a decir que un boludo como yo iba a estar aquí?-; tan loco como imaginar que en Italia Bersani renunció porque su propio frente izquierdista no apoyó a Prodi, como candidato a presidente, una locura donde renuncia el ganador, los grillos no pactan y el único que queda firme en medio del desgobierno es el viejo loco de Berlusconi y Giorgio Napolitano al no le quedó otra que aceptar la reelección. Una locura imaginar a un señor de 87 años como único garante de algo de gobierno de una Italia que a esta altura se debate entre el ser y la nada.

Pero no crean que todo esto pasó o vaya a pasar, si después de todo es una locura imaginar que otro ministro de educación de Chile, y van tres, renuncie porque no le encuentra solución a la realidad de los estudiantes. Tan loco como imaginar que casi todos los presos militares relacionados con el narco en tiempos de Calderón sean liberados de culpa y cargo en tiempos de Peña Nieto. Tan loco como suponer, por suponer, que todas las reformas del PRI son la bienvenida a negocios dudosos con los que varios amigos se relamen.

Pero no se puede vivir pensando que toda esta locura no sea más que una enajenada visión de la realidad. ¿Qué clase de locura nos llevaría a admitir que la corona española está embarrada en el chiquero o que Grecia planea exigir un resarcimiento a Alemania por la segunda guerra mundial justo ahora que la crisis de un modo u otro debería pasarle factura a los más cómodos del euro bloque? ¿Qué locura es esa de haitianos pidiendo el cese de deportaciones en México mientras mexicanos piden el cese de deportaciones en Estados Unidos?

Es una locura imaginar que Estados Unidos anda precisando otra guerra para cubrir números y que Obama no quiere ser quien la encaré abiertamente; una locura pensar que Corea del Norte sola se pone de pechito y ahora acuse a Corea del Sur de estar detrás de Anonymus; es tan loco como sospechar que el día que China necesite la guerra no habrá para donde correr, que Irán apuesta solo a la energía renovable, que Siria es la excusa mundial del momento para vender armas y tensión; una locura pensar que juzgar a Mubarak en Egipto es más difícil que atrapar a dos jóvenes hermanos chechenos sospechosos de las bombas en Boston.

Es una locura imaginar que esos jóvenes hermanos, uno muerto y el otro moribundo, de Europa del este pusieron una bomba nada más porque no entendían a los gringos y asesinaron a un niño de 8 años, una estudiante china e hirieron a cientos de personas.

Es verdaderamente una locura pensar que la organización Articulo 19 que denuncia abusos e intimidaciones contra la libertad de expresión en México haya sido amenazada e intimidada.

Podría seguir enumerando locuras, pero de nada sirve porque todas esas cosas ocurren en la dimensión esquizoide de un mundo que sería muy difícil de llevar a la comprensión.

Desde luego seriamos piadosos, comprensivos y hasta nos abstendríamos de la crítica si los protagonistas de toda está locura estuvieran locos... pero no lo están, simplemente quieren enloquecernos para reinar en la confusión y poder llevar adelante toda esta locura ganando tiempo haciéndonos pensar que los que estamos locos somos nosotros.

Damas y caballeros: bienvenidos al kaos total!!!!!!

Compartir
este artículo:

 Email
 Google+
 Facebook
 Twitter
 Messenger
 Google
 Otros

artículo del 22 de Abril de 2013

El Pirata - ECDQEMSD - Podcast
más artículos del Pirata

Chile y el Péndulo

Ilusiones desde el Pozo

Recuerdan que luego de Bachelet, a la que no le alcanzó un gobierno para aplicar las reformas, llegó Piñera, el de las marchas estudiantiles y el de los mineros atrapados; bueno...

Cámaras en el Paraíso

Ricos, Famosos, Poderosos y Sorprendidos

Políticos, mandatarios, ministros, secretarios y empresarios implicados. Ya corren en círculos y ni saben que escándalo los salpica más, Panamá Papers, Paradaise Papers, Sexgate, Odebretch, la Trama Rusa o qué.

Hasta que Lleguen Mis Padres

Las Aventuras de Carles

Carles se subió con sus amigos a una furgoneta amarilla y roja con una estrella al frente y se fue a casa de unos conocidos en Bélgica.

Siempre Volver

Para Combatir la Nostalgia

Las cosas están más o menos en donde las dejamos, o como suele pasar: donde creíamos que las habíamos dejado.

Un Universo Fantasmal

Como Para Espantarse

Convivimos con nuestros propios fantasmas, esos que hemos construido en base a nuestras experiencias y limitaciones, esos que utilizamos de límite a nuestra valentía o capacidad de hacer.

 
Todos los editoriales de El Pirata

Copyright 1998/2017 canaltrans.com todos los derechos reservados