rss canaltransECDQEMSD Podcast XMLcanaltrans.com en Facebookcanaltrans.com en Google +canaltrans.com en Twitter

Cuentos Familiares

Política Internacional - Por El Pirata

Tags

Noticias Internacionales

actualidad

realidad

mundo

política

administrar

televisión

dibujos

revistas

radio

democracia

elecciones

gobierno

castigo

dinero

compañías

programas

 

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

Para Irse a Dormir

El Pirata | 24 de febrero de 2014 | ECDQEMSD

Bienvenidos a las noticias internacionales y los cuentos para ir a dormir.

A nuestros gobernantes parece que les gusta contarnos cuentos, eso sí, tenemos que escucharlos calladitos y sin preguntas.

Este cuentito dice así: cuando mamá quedó viuda nos dijo que necesitábamos un hombre en la casa. Y así llegó él, bien recibido, aceptado y atendido, porque mamá lo había elegido. Con el tiempo se fue ganando su lugar. Nosotros aceptábamos algunas cosas que no nos gustaban de él porque cada vez que nos quejábamos mamá decía: -que haya paz!!!

Por supuesto empezamos a callarnos cuando llegaba borracho, mamá decía que solo estaba cansado. También cuando insultaba a los vecinos, mamá decía que la chusma de la vecindad merecía esos insultos. También cuando nos decía que solo él abriría la heladera y que la cena debía estar lista a la hora que él llegase, en última instancia se preocupaba por nuestra dieta y mamá decía que solo eran algunas reglas básicas de convivencia.

Los cambios en la casa alegraban a varios de mis hermanos y de hecho nadie decía nada de que ahora él era quien manejaba el control remoto de la TV, nos imponía los horarios y nos decía como comportarnos. Y afortunadamente nos libró de muchos dibujos animados que según él nos llenaba la cabeza de tonterías. Él se sentaba a ver el baseball y colocaba los pies sobre la mesa, cosa que mamá justificaba diciendo: prefiero que haga eso a que tenga otra mujer que si se lo permita.

De hecho tenia otras mujeres, pero según mamá era porque así son los hombres, "necesitan".

Un día llegó más temprano y estábamos viendo algo, no recuerdo qué, y desde entonces nos prohibió ver la televisión. Mamá decía que estaba bien: la televisión está llena de porquerías, igual que esos diarios, revistas y programas de radio.

Al principio tratamos de decir lo que no nos gustaba, pero él nos amenazaba con castigarnos, con dejarnos sin salir, todo le parecía una falta de respeto y por cualquier detalle amenazaba con su cinturón. Siempre éramos nosotros los que nos merecíamos el castigo, éramos maleducados, éramos influenciados por las compañías del barrio, éramos lo que queríamos separarlo de mi madre, pudrir la familia, arruinar las cosas.

Después de algún tiempo vi a mamá llorando en la cocina. Le pregunté ¿por qué? Me dijo que estaba cansada, pero que estaba bien, y que él tenia razón. Trae el dinero a la casa, está bien que el mande, está bien que no me deje ir con la vecina, ella me llena la cabeza de cosas, está bien que no me deje a mi administrar el dinero, yo luego ando comprando leche de más, pan de más, dentífrico, jabón de lavar, cosas que ni necesitamos.

Cuando tuve la mayoría de edad me fui de casa. La casa de mis padres.

Quería elegir a quien creerle, que ver, proyectar mi vida, intentar concretar sueños, tener mi espacio, equivocarme y acertar por mis propias decisiones, quizás ser amado, escuchado, comprendido.

Frente a él solo quedaba callarme para no ser acusado de querer destruir a la familia. Mis hermanos veían como yo me alejaba. Algunos me veían como un traidor, ellos no podían irse igual que yo. Otros me veían como sin entender, pero si papá nos da para caramelos ¿por qué te alejas de lo tuyo?

Me dolió alejarme, madre, hermanos, el lugar donde crecí. A lo mejor debí quedarme y enfrentarlo, a lo mejor debí esperar y esperar, no sé, a tener 30, 40, 50, 60, a lo mejor debí escuchar sus cuentos que tan amorosamente nos dejaba completar antes de mandarnos a dormir: "y ¿quién soplaba la casa de los cerditos? El lobo, respondíamos a coro. Y ¿a dónde se dirigía Caperucita? A la casa de la abuelita, decíamos.

Eso era lo único a lo que siempre estaba bien dispuesto, a contarnos cuentos.

No es que yo pretenda que crean este cuento, después de todo es un experiencia personal, tan personal que la comparto con miles, millones de personas.

Al margen de toda esta vaina, deseo hacer un pedido a los gobernantes del mundo, por favor, cuando mis hermanos estén enojados, no les digan que mamá ya eligió y que esperen a las próximas elecciones. Es mucho tiempo, y si se cuelgan la medalla de súper democráticos cada vez que alguien se queja sepan que no somos tontos que creen todos sus cuentos.

Si la democracia es solo esperar elecciones nacionales, un día cada cuatro o seis años. Unas pocas horas en miles de días, realmente estamos perdidos. Claro que la voz de millones fue acallada o anulada durante siglos, pero no crean que nos convencieron de que son esas voces las hablan en sus cuentos.

Damas y caballeros, bienvenidos al caos total!!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

Invitados a No Participar

O Participar como Invitados

A veces nos hacen sentir que nos invitan para validar, para legalizar, para reconocer que nuestra función es importantísima porque una fiesta sin invitados no es fiesta.

La Ilusión de Elegir

Elección y Libertad

Pues bien, en la música todo suena afinadísimo, pero la letra nos dice que aunque la melodía suene gloriosa la verdad es que es poco lo que está en nuestras manos.

Tornados y Erupciones

Pagar por Callar Cobrar por Hablar

Comenzó el cielo enrareciéndose y todo empezó a girar en círculos. Bien podría ser la declaración de un testigo que marcaba el comienzo de la temporada de tornados, pero aplica también en muchos otros sentidos.

Dos Coreanos Sonrientes

Semana Histórica

Finalmente las dos coreas se encontraron. Kim Jong Un caminó como un rapero simpático hasta la línea donde lo esperaba Moon Jae In y, sonrientes, se estrecharon las manos.

Nicaragua en Protesta

Cuando Todo se va de las Manos

Difícil situación en el país centroamericano, y a esta altura la suba del pago del seguro social quedó en simple anécdota. El gobierno de Ortega vive sus momentos más difíciles gracias a su propia necedad y torpeza.

 
Todos los editoriales de El Pirata

ACTUALIDAD

Copyright 1998/2018 canaltrans.com todos los derechos reservados