rss canaltransECDQEMSD Podcast XMLcanaltrans.com en Facebookcanaltrans.com en Google +canaltrans.com en Twitter

Receta Francesa

Política Internacional - Por El Pirata

Tags

Noticias Internacionales

actualidad

realidad

mundo

política

gobiernos

elecciones

francia

macron

le pen

imágenes

franceses

película

cine

amor

protestas

europa

presidente

segunda vuelta

crisis

canelo

whatsapp

mundial

corea del norte

globalización

desilusión

campaña

 

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

A La Mesa Sin Excesos

El Pirata | 8 de Mayo de 2017 | ECDQEMSD Podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales y las elecciones que explican el animo y desanimo mundial.

La segunda vuelta en Francia fue un sofisticado platillo del menú democrático que puso sobre la mesa una serie de componentes apasionantes para el análisis.

Al cerdito le trozaron las extremidades, le quitaron las partes que podían perjudicar el sistema digestivo y quedó lo esencial del platillo. Cómo Francia venía con una profunda crisis en cuanto a "libertad, igualdad y fraternidad", hubo que condimentar bien la receta.

Marine Le Pen mezcló patriotismo, triunfalismo, colocó a Francia por sobre Europa, abrazó a los trabajadores, criticó con rudeza el camino que el socialismo, la globalización y el internacionalismo había tomado y desde el Frente Nacional cosechó tenedores cucharas y cuchillos a la derecha del plato.

Por su parte Emmanuel Macron armó un manjar súper novedoso con los ingredientes de siempre. Un técnico, muchacho de la banca, niños prodigio rebelde del gobierno de Holland, chico de la economía pro europeo, hijo de la globalización, equilibrado, coqueto y con una bonita historia de amor para rociar las páginas de la prensa. Con su partido colocó la servilleta en el centro del plato y explicó que toda la vajilla está limpia, pulcra y lista para poner a Francia en marcha.

Los dos a la final!!!!

Y las maniobras sorprendentes. Le Pen juró que tampoco era tan de derecha como decían y Macron perjuró que haber trabajado para el Rothschild y Cia fue solo una experiencia juvenil. La izquierda no quería cargar con la mancha de haber apoyado a la derecha simil Trump femenina ni al centro continuista de lo que nos trajo hasta aquí. Resultado, se levantó de la mesa y dijo "disfruten la cena a orillas del Sena". Porque con ellos o sin ellos, la mesa ya estaba servida.

Esta maravillosa escena romántica no alcanzaba por si sola para ser un clásico del cine europeo, así a que a poco del final aparecieron los hackers rusos. Otra vez, como en las elecciones de Estados Unidos.

Lo que en las pelis latinoamericanas aparece como la sospechas de fraudes de parte de los comités electorales, en el primer mundo la onda son los hackers rusos que al parecer querían favorecer a Le Pen como favorecieron a Trump; vamos, en definitiva solo quieren ver arder el mundo. Pero el resultado fue diferente: cuarenta y ocho horas antes de esta segunda vuelta Le Pen crecía y crecía en la encuestas, veinticuatro horas después no paró de caer.

Del lado de la mesa de Le Pen estaban todos los desilusionados. Los perjudicados por la globalización, por la inmigración, por los ajustes, la desilusión, la Francia profunda, la envejecida en un mundo que cambió demasiado en la última década.

Del lado de Macron estaban los temerosos de una ultra derecha populista, los temerosos de ser señalados como "ahí van los franceses que ya tienen su Donald Trump", los máximos dirigentes europeos que habiendo superado más o menos un Brexit no iban a poder soportar un Franxit, los que sabiendo que no iban a ir hacia adelante se conformaban al menos con no ir para atrás ni para el costado.

En la pantalla las imágenes de las batallas urbanas y crisis en Venezuela; la batalla de Puebla en Palmarito, tacos, burritos, robo de gasolina, ejercito, cortes, protestas; Canelo le ganaba a Chavez Jr en Las Vegas; los extremistas de Boko Haram liberan a varias de las niñas raptadas en el 2014; Putin y Erdogan se abrazan dejando atrás el incidente del avión ruso derribado que parecía enemistarlos para siempre; la tensión preelectoral en México crece como la cantidad de fosas comunes en territorios calientes; los campeonatos y los goles; las redes y los memes; el botón rojo que aterrorizó al mundo en los 70 y los 80 parece que está en Corea del Norte; Trump prepara su gira por medio oriente y visitará al Papa; noticias de feminicidios en cada portada; la chica asesinada en C.U; marchas y protestas; los anillos de Saturno y el polvo cósmico.

Y así, en la semana donde el mundo casi colapsa porque Whatsapp estuvo fuera de servicio unas horas, porque Estados Unidos activo el escudo antimisiles en Corea del Sur, porque Rusia muestra sus avances en armamento, porque cayó un líder de Isis de Afganistán, porque un atentado sacudió Irak, porque Maduro sacó una constituyente de la galera, porque en México no se acomodan los dueños del negocio; porque China reprendió a Kim Jong Un; porque Temer se queda cada vez mas solo en Brasil; porque una estrella italiana del cine para adultos fue mordida por un tiburón mientras rodaba una publicidad.

Pero en Francia ganó Macron; ganó una historia de amor, ganó la continuidad europea unida, ganó el cambio sin demasiado cambio, ganó la esperanza... esa esperanza que dura unos pocos meses, ese tiempo que va desde que gana un candidato hasta que los ciudadanos entienden que de los dichos a los hechos hay un trecho, un gigantesco trecho; sobretodo si esos "dichos" son dichos de campaña.

Damas y caballeros: bienvenidos al kaos total!!!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

Chile y el Péndulo

Ilusiones desde el Pozo

Recuerdan que luego de Bachelet, a la que no le alcanzó un gobierno para aplicar las reformas, llegó Piñera, el de las marchas estudiantiles y el de los mineros atrapados; bueno...

Cámaras en el Paraíso

Ricos, Famosos, Poderosos y Sorprendidos

Políticos, mandatarios, ministros, secretarios y empresarios implicados. Ya corren en círculos y ni saben que escándalo los salpica más, Panamá Papers, Paradaise Papers, Sexgate, Odebretch, la Trama Rusa o qué.

Hasta que Lleguen Mis Padres

Las Aventuras de Carles

Carles se subió con sus amigos a una furgoneta amarilla y roja con una estrella al frente y se fue a casa de unos conocidos en Bélgica.

Siempre Volver

Para Combatir la Nostalgia

Las cosas están más o menos en donde las dejamos, o como suele pasar: donde creíamos que las habíamos dejado.

Un Universo Fantasmal

Como Para Espantarse

Convivimos con nuestros propios fantasmas, esos que hemos construido en base a nuestras experiencias y limitaciones, esos que utilizamos de límite a nuestra valentía o capacidad de hacer.

 
Todos los editoriales de El Pirata

ACTUALIDAD

Copyright 1998/2017 canaltrans.com todos los derechos reservados