rss canaltransECDQEMSD Podcast XMLcanaltrans.com en Facebookcanaltrans.com en Google +canaltrans.com en Twitter

Elecciones México 2018

Política Internacional - Por El Pirata

Tags

Noticias Internacionales

actualidad

realidad

mundo

poder

gobiernos

elecciones

méxico

morena

andrés manuel lópez obrador

amlo

millones

pri

pan

opositores

congreso

corrupción

avión presidencial

votos

estado

mayoría

partidarios

transforma

historia

pemex

campaña

pacificador

tiempo

sindicatos

maestros

democracia

estudiantes

riqueza

violencia

iglesia

economía

debates

feminismo

progresistas

suerte

función pública

esperanza

nuevo

presidente

política

 

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

Andrés Manuel López Obrador Presidente

El Pirata |2 de Julio de 2018 | ECDQEMSD Podcast

Bienvenidos a las noticias del mundo y las elecciones de México.

Desde hoy México tiene un nuevo presidente de la república: Andrés Manuel López Obrador.

Señor Presidente: usted ha sido un ejemplo de tenacidad, al menos en el plano electoral, un símbolo de estos tiempo y una figura que llega con mucho oxígeno a Los Pinos, quizás el más oxigenado de las últimas décadas.

Yo no sé que pasará por su mente una vez que la alegría desbordante de la victoria se aplaque, pero créame que no envidio el trabajo que tiene por delante.

Usted sabe que llega habiendo despertado una esperanza para millones. Y también debe saber que la esperanza es la gran hoguera a mantener encendida donde su propia figura puede llegar a arder.

Supongo que está bien preparado, para amarrar el poder, y creo que sabe que lo complicado comienza ahora.

No es que el pueblo le vaya a pedir de inmediato el cumplimiento de su promesa de acabar con la corrupción, de transformar el país, de regenerar lo supuestamente perdido, pero deberá tratar de reaccionar rápido ante la mancha.

Cuando las cosas no anden bien sepa que lo mejor es dar la cara y explicar. Eso de echarle culpa a terceros o acusar a la prensa de mercenarios no convence a todo el mundo. Y no se lo digo por ahora, porque al principio la prensa siempre apoya, igual que la mayoría, igual que el amor cuando deslumbra y colma de expectativas.

Observe el panorama. ¿Alcanzará con solo no ser PRI? ¿Alcanzará con solo no ser PAN? ¿Alcanzará con señalar a la "mafia del poder" sin entrar en detalle? ¿Alcanzará con vender el avión presidencial? ¿Alcanzará con solo lo simbólico? ¿Alcanzará con lo que le alcanzó para llegar a la presidencia? ¿Alcanzará para tranquilizar a los opositores y contentar a los propios?

Pero olvídese ahora de eso. Los opositores se calmaran cuando usted demuestre que tratará de gobernar por el bien de México sin caer en las mañas del pasado. O al menos cuando ellos dejen de lado sus, por ahora, paranoias, si es que eso pasa.

Los propios son los difíciles, porque ellos son los que más esperan de usted, porque a todo ser humano le cuesta más decir "tienes razón" que "yo te dije".

Y allí están los que esperan que el Estado les haga el paro, y allí estarán los que pondrán la espalda con impuestos para que el Estado crezca y pueda hacer el paro. Es verdad, si el Estado se achica crecen las injusticias en la distribución de la riqueza; es verdad, si el Estado se agranda se transforma en la marrana de pechos aguados de la que viven los privilegiados, sonríen los estatales partidarios, subsisten los acarreados y ahoga a la clase media, en general, la que nunca se encadena al voto.

Si cree que solo el discurso mantendrá viva la llama puede que le tiente caer en ridiculeces como su cierre de campaña. Si cree que "hablar sin decir" se puede sostener en el tiempo, puede que le tiente caer en vergüenzas como el papel que hizo en los tres debates públicos electorales.

Pero déjeme felicitar a quien ideó su campaña. Convenció que usted no tiene pasado cuando todos tenemos un pasado. Convenció que usted se plantará frente a los abusos de Estados Unidos, cuando sabemos que hoy nadie subsiste con puro mercado interno. Convenció de que usted es un gran negociador, apaciguador y pacificador, cuando en política sabemos que eso se vende y se compra. Convenció que usted es una especie de milenial vintage comprometido con la ecología, la tierra y el amor al prójimo estilo hippie tecnológico, cuando ni siquiera sabemos bien que significa todo eso en términos políticos ni en que se basa puntualmente la idea que de usted tienen quienes lo han votado.

Usted sabe que ahora todas las puertas que tocó para alcanzar su sueño vendrán por el pago. Vendrán al abrazo los sindicatos, organizaciones, los maestros, el sur empobrecido, el norte a medias industrial, el campesinado castigado, las corporaciones, los habitantes de tierras signadas por la violencia, los violentos mismos, los empleados de compañías privadas con sus jefes y jefes de jefes, los empleados del estado con sus delegados, los que sueñan volver a la época dorada de PEMEX, los que hacen memes, los estudiantes, los desempleados, los pueblos indígenas organizados, los desplazados, los familiares de desaparecidos, los progresistas del casamiento igualitario, las feministas y la liga de madres y padres católicos.

Ufff! si, es mucho. Por eso realmente no entiendo tanta sonrisa y alegría en los hombres y mujeres electos para la función pública.

Supongo que no ha de ser porque la victoria les huele más a poder que a responsabilidad. Supongo que no ha de ser porque les sabe a triunfo personal más que a posibilidad de alcanzar las herramientas para cambiar el futuro de un país. Supongo que es una sonrisa sincera de "me conseguí un empleo temporal asignado por millones de ciudadanos y tengo las claves para mejorarles la existencia cotidiana".

Y entre todos los que vienen de frente a abrazarlo le pido tenga cuidado Señor Presidente. Cuídese de los aduladores, ellos serán los primeros en brincar del barco si se ladea. Cuídese de los que lo aman ciegamente, seguramente su amor este basado en la esperanza o efectividad del dinero que les de su gestión. Cuídese de la prensa, son una necesidad y a veces son traicioneros: pueden hacerle ganar o perder, pueden hacerlo ver más alto, más joven, más digno o pueden hacerlo ver como al diablo mismo. Cuídese de tentarse de armar una prensa paralela como órgano defensor que le pinte las noticias que usted quiera ver, eso es un arma de doble filo. Cuídese de quién se sienta a su mesa a negociar, a muchos todavía les gusta que la palabra se cumpla y se lo harán sentir si les miente.

Recuerde que usted antes de ser Presidente es un ser humano y, como tal, no puede saber ni estar en todo.

Eso es bueno, puede rodearse de gente capaz, puede formar un buen equipo, puede cambiar, como prometió, la historia de México y empezar a construir una a la altura de las expectativas nacionales.

La mala noticia es que a la vez usted será el único responsable, la cara visible, de todo aquello que pueda salir mal. Y si la economía se cae por cuestiones externas, si la guadaña no pasa parejo, si la Justicia tarda en sacudir sus mañas de mafia histórica corporativa, si el Congreso no le negocia en buen plan, si tantas cosas que usted no controlará, se ponen oscuras, su figura se irá oscureciendo.

Se que sabe todo esto de sobra, que tiene experiencia en puestos ejecutivos, que caminó México, que conoce las realidades. Lo que es un misterio, lógico, es cómo lidiará usted con todo esto.

Tratar de colonizar la Justicia, conformar grupos fieles de mantenidos por el clientelismo partidario, tomar las calles como símbolo de poder constante, agitar los antagonismos, darle gas a la demagogia, iniciar el camino del "nosotros o ellos", intimidar disidentes y mirar al pasado es una fórmula que paga y destruye. Pero ojala no se vea tentado u obligado a caer en eso.

El tiempo que tiene por delante estará dividido en tres. La llegada y ver que hay debajo de la manta, muchas veces es sorprendente, pero usted ya lo sabe: policías que no son policías, militares millonarios, funcionarios que alguien dejó olvidados desde la época de Benito Juárez, religiosos de negocios extraños, un gigantesco Tiranosaurio Rex que goza de increíble vitalidad para que nadie le limite: sistema de salud, sistema educativo, fuerzas de seguridad, movimientos políticos, sindicatos, paraestatales, los cómplices de ambos lados de mostrador guachicoleando, la sacro santa iglesia católica apostólica romana, y la lista continua.

Disculpe Señor Presidente que llegue con todo esto en medio de la fiesta, pero es que a veces parece que los funcionarios se creen bendecidos en lugar de designados, que los partidos políticos se creen que se ganaron el Estado y no la responsabilidad de administrarlo.

La segunda parte es la de gobernar y mostrar resultados. Verdaderos, sin los silencios de los debates ni las cuestiones sentimentales que abonan a la esperanza, sin caer en los: "el pueblo nunca se equivoca, todos somos muy trabajadores, los progresos son tantos que no se pueden mensurar, o aquí estamos para dar el ejemplo de una niña pobre que, en esta administración, gracias al programa sepa la madre, hoy terminó la universidad y fue becada por la fundación de quién sabe cómo para inventar un nuevo sistema para comer tacos sin mancharse las mangas con salsa".

Y aquí viene quizás lo más estresante del sexenio, la tercera parte. En la que aunque no lo parezca, entramos en campaña, todos, y ahora se trata de levantar más altos los muros de la defensa y de atacar con artillería pesada.

Lo sé, una buena gestión debería alcanzar para que el pueblo aplauda y diga vale la pena un plazo más. Pero habrá más mentiras, más investigaciones, más acoso, más problemas en las internas y menos justificaciones para lo que no se alcanzó.

De más esta decirle Señor Presidente, que le deseamos sinceramente lo mejor. No por usted, por México. Porque después de todo México es esa esperanza que usted despertó, la de estar mejor, la de estar en paz, la de poder desarrollarse sin tener que estar mirando siempre a la frontera, la que nos demuestre que no todo es igual, que no todo da lo mismo, que hay  al menos un poco de justicia, que el esfuerzo vale la pena, que el crimen se paga, que el dinero saqueado se regresa, que la mafia del poder quedó muy debilitada y no ha sido remplazada por otra y que su gobierno llegó para honrar la tarea y no solo para sonreír con picardía el haber podido alcanzar aquel sillón en el que Emiliano Zapata no se quiso sentar, quizás sabiendo lo que había por delante, y por el que pasaron tantos lamentables pasajeros que traicionaron a México tantas veces como lo nombraron en cada discurso.

Le deseamos suerte, como a cada Presidente, porque México, como todo país, es más que una victoria electoral; son aquellos que se levantan cada mañana para construirlo, para hacerlo, para encontrar excusas, no promesas, que le permitan decir: vale la pena este o aquel esfuerzo, vale la pena este o aquel sacrificio.

Damas y caballeros, desde ayer, 1° de julio de 2018, hay nuevo presidente en México. Desde aquí solo nos resta decir: bienvenidos al kaos total!!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

Francia se Quedó con Rusia 2018

Entre la Eternidad y el Suspiro

Francia es el campeón, venció a Croacia en la final, la FIFA con Putin, Emanuel Macron y la presidenta de Croacia entregaron la copa a los campeones y se largó un aguacero sobre el estadio.

Lo Nuevo, Lo Viejo, Lo Feo y Lo Incierto

Acomodándose en la Cima

Tratándose de México y el cataclismo generado por el resultado tan estridente como esperado, AMLO empieza a ser noticia a los cinco minutos de ganar.

Elecciones México 2018

AMLO Presidente

Usted sabe que llega habiendo despertado una esperanza para millones. Y también debe saber que la esperanza es la gran hoguera a mantener encendida donde su propia figura puede llegar a arder.

Cortina de Fútbol

Aprendizaje Mundial

Nosotros, los míseros mortales, conocemos de memoria lo que pasa detrás de la cortina, simplemente porque allí se desarrolla nuestra vida cotidiana.

La Patria de las Pasiones

Lógicas y Esperanzas

Las encuestas acertaron. El milagro para la izquierda nunca se produjo. El hombre de Uribe tiene cuatro años por delante para gobernar desde la Casa de Nariño. Si, cuatro años, hasta el próximo mundial, el del Qatar, sin posibilidad de reelección.

 
Todos los editoriales de El Pirata

ACTUALIDAD

Copyright 1998/2018 canaltrans.com todos los derechos reservados