rss canaltransECDQEMSD Podcast XMLcanaltrans.com en Facebookcanaltrans.com en Google +canaltrans.com en Twitter

Los Espacios Vacíos

Política Internacional - Por El Pirata

Tags

Noticias Internacionales

actualidad

realidad

mundo

poder

gobiernos

francia

macron

chalecos

amarillos

revolución

bloque euro

derecha

poder

izquierda

economía

acuerdos

amlo

lópez obrador

méxico

nacionalismos

inconformismo

discursos

china

estados unidos

trump

fake news

dividido

cambio climático

espacio

voto

nostálgicos

cambio

brexit

conversaciones

aranceles

líderes

palacio

napoleón

protestas

vértigo

huawey

river plate

campeón

madrid

 

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

Chalecos Amarillos en Bloque

El Pirata |10 de Diciembre de 2018 | ECDQEMSD Podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales y los espacios vacíos.

Europa está inestable, nerviosa, en crisis múltiples y en realidades diversas.

Una de las leyes fundamentales del budismo dice que todo espacio vacío tiende naturalmente a llenarse; y en política una de las leyes principales indica que todo movimiento sin líderes claros tenderá a ser apropiado.

La derecha extrema se emocionaba cuando vio que los chalecos amarillos inundaban Paris, la izquierda extrema se emocionaba cuando vio a todo ese pueblo en las calles. Infiltrados, anarquistas, ciudadanos insatisfechos, policías del futuro, la decoración navideña de Paris y la explosión invernal de una revolución enjabonada muy difícil de manejar.

El pedido de "Macron dimisión", la vuelta atrás a las medidas que teóricamente la generaron, la apuesta a más seguridad para cuidar el Arco de Triunfo, la amenaza de perderlo todo en manos de las "extremas" no sirvió para apaciguar los ánimos donde las marchas en Paris, Bruselas y varias ciudades europeas eran difíciles de leer sin saber lo que siente la periferia ciudadana desde hace tiempo.

Desde aquel día en que junto a cada bandera de Francia, España, Italia, Alemania, Bélgica y más, se colocó la bandera azul con estrellas amarillas formando un circulo. Muchos empezaron a mirar de reojo y apretar los dientes.

Una economía nueva, regulaciones nuevas, debates nuevos, lógicas nuevas y el contraste con una Europa vieja que no veía los beneficios de la maravillosa unión necesaria para enfrentar a las mega economías mundiales.

Y lo que para algunos fue "la unión que hace la fuerza" para otros se convirtió en una pesadilla guionada por el euro parlamento que, muy moderno, muy ecológico, muy tolerante y muy suelto para aplicar impuestos: amenazó la vida de la Europa clásica de finales del siglo XX.

Una especie de revolución de conservadores pobres se estaba gestando: el Brexit. Un inconformismo que supo cosechar el nacionalismo culpando a la creciente ola migratoria. Un vértigo a pagar lo que otros no eran capaces: independientismo catalán. Una sensación de que todo tenía que caer de una vez, extremistas de izquierda, derecha, neonazis, nostálgicos, personas cuyo pueblo nunca figuró en el mapa del eurobloque; todo conviviendo en un caldo de cultivo acelerado por haber dejado el plato afuera de la nevera.

"Sigan mi ejemplo" gritaba Trump!!!! "todo es mentira, todo es fake news, no importa el cambio climático, no importa el mundo en paz, no importa humanizar a la política migratoria, lo importante es regresar al pasado cuando todos éramos felices"!!!

Eso explica parte del voto tan dividido en todo el mundo entre los grandes centros urbanos y las periferias empobrecidas sobre las que iban cayendo más y más impuestos indirectos.

De hecho ya no importaba si antes éramos felices o no; lo que importa es que ahora no lo somos.

Crisis del sistema democrático global: ya probamos con los políticos convencionales, probemos con los Trump, con los Bolsonaros, con los Salvini, con los raros, los que no parecen ser hipócritas, los que dicen lo mismo que decimos nosotros en las conversaciones del bar del pueblo. Necesitamos un cambio, démosle chance al que nunca, al que parece de afuera, al que se maquilla más grosero. Al de discurso incendiario. Y asi los que venían a la derecha buscaron a izquierda, los que venían en bloque buscaron nación, los que venían de unión buscaron ruptura, los que venían de socialismo buscaron nacionalismos y la balanza fue perdiendo su fiel y hasta su sentido. Los "chalecos amarillos" morirán a causa de aquello que los enorgullecía: no tener líderes, ser transversal, no identificarse con tal o cual ideología.

Los espacios vacíos tienden a llenarse. Paris sabe de lo que habla. El inmenso espacio de los Campos de Marte se llenó de protesta. Los creadores de la revolución también lo vivieron en 1789. El objetivo era que caiga el rey. El rey cayó y el debate comenzó: había quien pedía guillotina, quien pretendía otro rey, quien se conformaba con enviarlo al extranjero, quien quería convertir en centro orgiástico a Notre Dame, quien quería instaurar una democracia y quien quería vivir en el palacio.

Logramos el objetivo: ¿ahora para dónde vamos?

La gran pregunta que llenó de vértigo a los revolucionarios es casi la misma que llena de vértigo a los testigos post Brexit, a los testigos de la batalla arancelaria entre Estados Unidos y China, a los testigos de la frustración eleccionaria por los gobiernos que no logran cumplir sus promesas electorales, a los testigos del bloque-euro con los crecientes nacionalismos y los que habiendo leído algunos libros saben que después de la revolución, y la radicalización de Robespierre, llega Napoleón Bonaparte y su afán imperial; con el mismo apoyo popular que alguna vez tuvo la monarquía, que alguna vez tuvo la revolución, que alguna vez tuvo la república. Que alguna vez tuvo Macron para frenar a Marine Le Pen.

Y mientras Paris se vestía de chalecos amarillos, policías, humo y barricadas, más noticias circulaban por avenidas y callejones: marchas en Bolivia contra la candidatura de Evo Morales avalada por el Tribunal Electoral; el chavismo negociaba con Erdogan; Trump se dedicaba a enlodar a su ex secretario de estado Rex Tillerson; era detenida en Canadá la vice de Huawey; la justicia frenaba los recortes salariales de altos funcionarios propuestos por López Obrador en México; Costa Rica finalizaba con la huelga más larga de su historia; River Plate sonreía en Madrid alcanzando su cuarta Libertadores y terminaba la final de fútbol más larga de la historia.

Y así, entre lugares vacíos y espacios que se llenan, entre estatuas monumentos y plazas, entre el descontento y los intentos de consolarnos, entre la algarabía de la victoria y de la desazón de la derrota, entre la decoración navideña con la dificultad de respirar de las granadas antidisturbios, nosotros les damos la bienvenida al kaos total!!!!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

Esas Cosas Peligrosas

Como Los Políticos en Campaña

El golpe de efecto es claro, y también es claro a quiénes perjudica. Todo el mundo migratorio de Estados Unidos se congela, hay miedo, abogados que van y vienen, recomendaciones en caso de detenciones, no hablar, no decir, no salir, no moverse demasiado y confundirse con el paisaje.

Victorias y Entredichos

Perros que No Cambian de Raza

Entre victorias llenas de gloria y glorias llenas de victorias; entre campañas electorales y elecciones definidas; entre fuerzas de seguridad que colocan su inseguridad en el diván del psicólogo y los poderes que hacen que la tierra se mueva como si todos viviéramos sobre la falla de San Andrés.

Quiere Que Cruce La Línea?

Me Sentiré muy Honrado si lo Hace

El siguiente paso a las cartas preciosas que se enviaron mutuamente fue el dialogo en el límite fronterizo entre las dos coreas.

Presidiendo las Plataformas

Twitter, Youtube y Medios Convencionales

Uno ya no sabe si guiarse por las noticias, por los tuiteos, por las declaraciones o por las supuestas acciones, para despejar la paja del trigo.

Las Computadoras y la Oscuridad

Histórico Fallo de Energía Eléctrica

Así comenzaba el domingo en el sur de los sures. Apagón generalizado, falla en el sistema eléctrico y más de medio día sin energía.

 
Todos los editoriales de El Pirata

ACTUALIDAD

Copyright 1998/2019 canaltrans.com todos los derechos reservados