rss canaltransECDQEMSD Podcast XMLcanaltrans.com en Facebookcanaltrans.com en Google +canaltrans.com en Twitter

River y Boca, Todo un Síntoma

Política Internacional - Por El Pirata

Tags

Noticias Internacionales

actualidad

realidad

mundo

poder

gobiernos

river

boca

final

copa libertadores

paraguay

suspendió

poder

argentina

partido

jugar

jugadores

debate

fútbol

méxico

tijuana

frontera

estadio

G20

estados unidos

periodismo

deportivo

hinchas

fanáticos

monumental

resultado

conmebol

puntos

migración

ventaja

black friday

ofertas

esperando

negocios

pasiones

paris

macron

europa

brexit

final

 

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

Donde No se Puede Nada

El Pirata |26 de Noviembre de 2018 | ECDQEMSD Podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales, el clásico de los clásicos y el lugar del mundo donde no se puede nada.

No se puede acomodar la economía, no se pueden evitar las protestas, no se puede saber que pasará en los próximos meses, no se puede recuperar el dinero robado de un ex gobierno, no se puede volar en la línea de bandera, no se puede saber para cuanto alcanzará tu salario, no se puede votar una ley sin destrucción, no se puede saber si habrá clases en las escuelas públicas, no se puede debatir el aborto sin grafitear la catedral, no se puede sin que el Papa mueva a su ejercito religioso, no se le puede pedir coherencia a los políticos, no se puede ser cura, no se puede ser policía, ni jugador de fútbol, ni espectador, no se puede jugar un partido de fútbol y no se puede opinar de nada sin caer violencia verbal y agresiones.

En ese lugar del mundo se debería haber jugado un partido que definía la Copa Libertadores de América. River y Boca debían jugar un partido de fútbol. Pero no se pudo.

Como no se pudo que haya aficionados visitantes, no se pudo circular con normalidad, no se pudo informar a quienes estaban en el estadio que era lo que pasaba afuera, no se pudo vivir en esa zona sin ser victima de destrozos y actos vandálicos. No se pudo, porque no se puede.

¿Cuándo se va a poder? Tal vez un día, tal vez el 8 de diciembre, tal vez después de la cumbre del G-20. No importa, eso es anecdótico. Lo importante es que cuando se tenía que poder y no se pudo.

A los fanáticos del fútbol en Argentina se le llaman "hinchas". Y el nombre no está tan mal, porque no son aficionados, espectadores corteses, simples gustosos del deporte. La cordura está mal vista, la lógica es pecado, el civismo es tibieza. Son hinchas; inflamación, molestia física, una especie de resultado fisiopatológico, un síntoma que denuncia una enfermedad, una reacción del cuerpo a una infección o traumatismo cultural.

Las factores de la enfermedad o el trauma pueden ser analizados largamente, política, barras, convivencia, conveniencia, historia, pelea de poder, dominio de los negocios de todo aquello que despierta el interés masivo, pero aquí lo importante es que el partido entre River y Boca no se pudo.

Y el gobierno dijo que esto es resultado de la lucha contra las mafias y la reacción al desmantelamiento de grupos de barras que días antes fueron atrapados con millones de pesos y falsificación de entradas.

El periodismos deportivo gritaba que todo estaba mal y que era una vergüenza internacional, como añorando ser cronistas de la Champion League cuando llenan horas y páginas de especulaciones sorprendentes.

Los directivos de los clubes hacían malabarismos para salir lo menos perjudicados posible. La FIFA quería que se juegue como sea porque la FIFA está por sobre todo, la Conmebol también quería que todo se termine y twitteaba que a las 5, que a las 6, que a las 7, hasta que dejaron de twitear, los jugadores de Boca se mostraban heridos y asfixiados, las tribunas del monumental se cubrían con más gente de la capacidad permitida, la policía recibía piedras y botellas a metros del estadio. Un día normal donde no se puede.

Y las fabulosas e intelectuales opiniones de los hinchas empezaron a inundar todo: "Boca se cagó", "Ese marica no tienen nada", "River se quedó con los puntos cuando lo de la bombonera", "Seguro que Boca va a llorar a Paraguay (sede de la Conmebol) y la infaltable opinión de hinchas de otros clubes indignados porque les suspendían sus otros partidos: "Nosotros no tenemos nada que ver". No tenemos nada que ver en el lugar donde no se puede. En fin. No se pudo.

No pudo el plantel de Boca Juniors llegar al partido normalmente y sin pasar por una dilapidación. No pudo el presidente de la FIFA convencer a River y Boca de que esto era un bochorno al que Suiza no está acostumbrada. No pudo convencerse al fanático de River de que Boca solo quiere sacar ventaja de la situación. No pudo convencerse al fanático de Boca de que River Plate aplicó lo mismo que lloró en un escritorio para pasar de fase en aquella copa.

No se pudo porque no se puede nada cuando nos convencen que las pasiones, el colorido, la identificación con una camiseta todo lo justifica.

Pero 20, 50, 100, pudieron. Ellos si pudieron, dejar a más de 60 mil personas esperando por horas lo que no iba a pasar. Ellos si pudieron hacer que los aficionados regresen al día siguiente, en vano, para luego enterarse de que no se iba a poder.

Ahora todo quedó suspendido y será una oficina, la de la Conmebol, donde se tratará de encontrar la forma de que Argentina pueda. Que al final sí se juegue la final que no se pudo. En el medio todas las justificaciones, opiniones y debates de la situación, perdiendo por supuesto la raíz del histórico "no se pudo" de Argentina, un grupo minúsculo haciendo ver normal la completa anormalidad.

Mientras tanto, otras noticias brincaban como balón entre los titulares: llegaba a Paris las barricadas de la protesta por la suba del combustible que con chalecos amarillos pedía la renuncia de Macron; en Estados Unidos noticias de pavos, desfiles, ofertas del Black Friday y alguna que otra clásica balacera en centros comerciales y estacionamientos; el Día contra la Violencia Sexista y Sexual tuvo manifestaciones en todo el mundo; en California se anunciaba que los incendios ya estaban controlados y los miembros de la unión europea aprobaban el acuerdo para la salida de Gran Bretaña del bloque (Brexit).

Por otra parte, mientras México negocia con Estados Unidos que hacer con la caravana migrante y la frontera en Tijuana se cerraba ante el intento de cruce, Peña Nieto ya comenzaba la cuenta regresiva para entregar el poder a Andrés Manuel López Obrador el primer día de diciembre que ya está en el horizonte.

Y así, entre lo que se pudo y lo que no, entre lo clásico lamentable y lo moderno imposible, entre las pasiones basadas en humillar al otro más que en enorgullecerse de lo propio, entre la recta final hacia fin de año y las curvas que hacen del camino un vertiginoso paseo: les damos la bienvenida al kaos total!!!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

Semana Santa Sangrienta

De Traiciones, Fuegos y Caídas

Ardía Notre Dame, el Papa rezaba, avanzaba el vía crusis, un ex presidente peruano se daba un tiro y dejaba una carta, un fiscal especial presentaba un informe, Trump sonreía, Corea del Norte mostraba un arma, México echaba para atrás la reforma educativa, (...) y Macron iba a hablarle a los Chalecos Amarillos y terminó haciendo una rifa para recuperar un símbolo de Paris.

La Última Estrella de Rock

Assange Absorbido por el Agujero Negro

En el años 2006 nacía WikiLeaks y en el 2010 su fundador, Julian Assange, se trasformaba en el último gran héroe mundial. Una mega estrella de rock, el hombre que corría el turbio telón y dejaba al desnudo lo más oscuro de la política internacional.

Amenazas y Felicitaciones

Decisiones Apresuradas

Esta semana que pasó no sé si a algunos les afecto el hambre o el sueño, lo dudo bastante porque las decisiones intempestivas, al menos en el discurso, han sido parte del signo de los últimos tiempo.

Cómo No Solucionar un Problema

Escenas Cotidianas

Un clásico hogareño, para quienes tengan hermanos, es que, de pronto, tu hermano hace algo, empiezan a volar los chanclazos y la ligas sin siquiera tener tiempo de cubrirte.

Ni Trama, Ni Rusa

Conjugación de Finales

El fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller presentó el informe: no hay pruebas de que Donald Trump haya conspirado con la ayuda del Kremlin para ganar la elecciones del 2016.

 
Todos los editoriales de El Pirata

ACTUALIDAD

Copyright 1998/2019 canaltrans.com todos los derechos reservados