Escuchar ECDQEMSD Podcast en Spotify
Escuchar ECDQEMSD Podcast en Apple Podcast
canalTrans ECDQEMSD Podcast
ECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram
ECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram

EL VALOR DE LA PALABRA

Política Internacional - Por El Pirata

Noticias Internacionales

Desconfianza y Contradicciones Graves

El Pirata @PirataEcdqemsd | 21 de Septiembre de 2020 | ECDQEMSD Podcast

Escuchar este editorial en el podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales y al valor de lo intangible. El valor de la palabra.

Faltar a la palabra produce un daño muy difícil de revertir en nuestra imagen. Así como es difícil volver a creer en alguien que nos mintió, volver a darle crédito a alguien que nos engañó, volver a confiar en alguien que nos traicionó.

En política todo se vuelve más flexible, pero igual que en otros ámbitos: la palabra tiene un valor que hoy muchos políticos no parecen reconocer.

Amparados quizá en que la ideología es un valor superior al de la palabra empeñada o que el núcleo sólido de seguidores no le exigirán coherencia ni cumplimiento, muchos mandatarios no parecen ruborizarse con sus explicitas contradicciones.

-Tengo puesto un traje verde-.

Pero yo lo veo azul!

Y entonces será cuando un propagandista bien pago te tratará de convencer que, dependiendo como le de la luz, eso es clara e indiscutiblemente "verde". Sus fanáticos más obtusos te dirán que el azul no existe y que poner en debate el verde es un atentado institucional. Y los que lo ven azul como tú se miraran entre si y hasta en algunos casos llegaran a pensar: no pues, quizá deba sacar un turno con el oftalmólogo.

Y el valor de la palabra? Que trato se puede sostener sin ese valor? Qué nos queda si dilapidamos el valor de lo único en lo que puede basarse nuestra credibilidad, certeza y confianza?

Qué pasaría si te digo que te espero en la esquina y de pronto cruzo la avenida corriendo. Qué? si te aseguro que no bebo, destapo una botella de wiskey y le doy un trago. Qué? si te digo que no tengo para comer y me subo a un automóvil de lujo.

Si, claro, puedo inventar situaciones que me obligaron a tal acción contradictoria. Puedo decirte que en realidad quise decir otra cosa, que el auto de lujo no era mío y que cuando dije que no tenia para comer me refería a que en ese preciso momento no traía nada para comer en la bolsa, y un largo etc...

Sin embargo cuanto más eche mano de esos recursos que justifiquen mis acciones, más se hundirá mi palabra en el descrédito.

Qué hoy el valor de la palabra no importa?

Es realmente lo único que tenemos!

Que de todo lo que yo te pueda decir sería creíble para ti una vez que mi palabra perdió valor ante tus ojos?

Es más, qué de todo lo que te diga a partir de eso creerías que es completamente lo contrario de lo que estoy diciendo?

Y cómo recuperaría entonces, en caso de que quisiera, el valor de mi palabra?

Un imposible verdad? Y con cada mentira más complicado sería. Tanto así que, en determinado momento, mi palabra no valdrá absolutamente nada y no me quedará más que callar y actuar. Será la acción la que hable por mi; porque mi palabra, como tal, habrá perdido todo el crédito.

Y vamos a ejemplos de la actualidad. El presidente de argentina, un extremo en esta aberración de no valorar la palabra. Un caso record, posiblemente, el hombre que por cada acción tiene un video o una declaración, no muy atrás en el tiempo, donde dice todo lo diametralmente opuesto.

Vamos a Bolivia. Jeanine Añéz. Victima de la desvalorización de la palabra debió renunciar a su candidatura presidencial. Al final no llegó a unir a Bolivia, no pudo superar la división, no cumplió nada de lo que prometió y la pandemia la desgastó.

México. Andrés Manuel López Obrador. Cuánto más va a poder sortear su palabra de a cachitos? Cuánto seguirá afirmando que no hay "guerra" con tantos muertos? Cuánto vamos a poder jurar que no hay espacio para la corrupción cuando hay tanta pelea interna en el partido? Cuánto vale la palabra de cada "Mañanera" si luego la realidad le desmiente? Cuánto alcanzará el tener "otros datos" para modificar realmente lo que queda expuesto? Por otro lado, que valor tienen las palabras de una oposición que desde el odio habla de odio? Que valor tiene la palabra de los que, desde la perdida de poder, hablan de persecución cuando se persiguen su propia cola?

Si vamos a Estados Unidos, Trump no le da mucho valor a la palabra. Está difícil darle valor cuando tienes un tweet contradiciendo el anterior. Pero Trump sabe que en campaña la palabra no se puede desvalorizar, por eso: si prometió una vacuna antes de las elecciones esa vacuna tiene que estar; aunque la ciencia diga lo contrario.

Bolsonaro cotizó su palabra a partir de que su “gripesinha” no lo mató. Pero perdió mucho valor viendo los números del Brasil y sus acciones políticas.

La Unión Europea no cree ni en su propia palabra y su palabra se descalifica cada vez que trata con los inmigrantes, cada vez que un nuevo campo de refugiado demuestra su inoperancia y humanidad, cada vez que agitan el discurso de igualdad, ecología y tolerancia. Cada vez que las euro-palabras sueltan su contradicción con euro-hechos.

Y entre más noticias: tenemos las declaraciones de la amante del rey emerito en Paris Match, las votaciones italianas para achicar el parlamento, el fin de semana de deportes y espectáculos, países que ya hablan de la segunda ola de la pandemia, el festival de cine de San Sebastián y los Emmy, el presidente de Guatemala con covid positivo, la viróloga china que desertó del ejercito y dice que muy probablemente este coronavirus fue creado en un laboratorio.

Tenemos a las farmacéuticas corriendo por la vacuna, a Perú viendo como Vizcarra logró anular el intento de golpe palaciego, a Chile amenazando a quienes vayan a votar por la nueva Constitución sabiendo que tienen síntomas compatibles con la covid 19. Tenemos las imágenes de lo que dejó el huracán Sally, a Timochenko pidiendo perdón a las victimas de las FARC y tenemos la vacante por la muerte de una octogenaria jueza en el supremo de Estados Unidos que hace que Trump y los demócratas se peleen por el reemplazo casi en la capilla ardiente.

Y cuánto vale hoy la palabra de Duque en Colombia, cuánto la de Maduro prometiendo que serán elecciones transparentes, cuánto la de Mike Pompeo jurando que está contra las dictaduras. Cuánto vale la palabra de un juez que espera el momento político indicado para dictar sentencia. Cuánto vale la palabra de las institución policial que dice compartir el narcotráfico y la trata de personas. Cuánto vale la palabra del golpeador que jura que ya no te va a pegar?

Y así, entre palabras con valor deteriorado a niveles de basura ni siquiera reciclable; entre discursos increíbles, por lo difícil que son de creer; y a la espera de acciones que terminan siendo lo único concretamente convincente cuando los políticos a cargo empeñaron nuestra confianza en un local de esos que hay siempre cerca de los casinos: nosotros les damos la bienvenida al kaos total!!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

MAS ARTÍCULOS

ACTUALIDAD

Tags del Artículo

actualidad - realidad - mundo - gobiernos - política - noticias - La palabra y su valor - Las contradicciones del Presidente argentino - a Jeanine Áñez no le quedaba otra - AMLO sortea su palabra - Elecciones en Estados Unidos ponen nervioso a Trump - Bolsonaro y su gripesinha - La vacante en el supremo de USA es la batalla - Chile entre la pandemia y la nueva Constitución - Vizcarra evitó una complicación para Perú - Entre Duque, Pompeo y Maduro...

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

En Caso De Que El Mundo Se Desintegre - ECDQEMSD Podcast
canaltrans ECDQEMSD Podcast

Copyright 1998 / 2020
ECDQEMSD & canalTrans
todos los derechos reservados