Escuchar ECDQEMSD Podcast en Spotify
Escuchar ECDQEMSD Podcast en Apple Podcast
canalTrans ECDQEMSD Podcast
ECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram
ECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram

TIEMPO DE PANDEMIA, TIEMPO DE ACERCARSE

Política Internacional - Por El Pirata

Noticias Internacionales

Comunicación y la aniquilación de la distancia

El Pirata @PirataEcdqemsd | 30 de Marzo de 2020 | ECDQEMSD Podcast

Escuchar este editorial en el podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales y las cosas misteriosas que pueden ocurrir un sábado cualquiera.

Fue un sábado más en el planeta Tierra. Tiempos de restricciones, de recuerdos del futuro. Un horizonte oscuro repleto de números, noticias alarmantes, encierros voluntarios, obligatorios y sirenas en las calles.

Una noche cualquiera en tiempos de pandemia global, de recomendaciones televisadas y de instructivos para el aseo.

Balcones y ventanas, ojos viendo con sospecha y temor al que se acerca demasiado.

Somos humanos, tenemos miedo a lo que ocurrirá con nuestra economía, tenemos miedo a lo que amenaza nuestra salud, tenemos miedo que todo sea más largo y tedioso de lo que imaginábamos y que toda la literatura fantástica de un planeta agonizante se convierta en documental.

Somos humanos, mamíferos, está en nuestro ADN la necesidad de juntarse, de intercambiar, de conformar uniones. Hace mucho, mucho tiempo, poco para el universo pero inmemorable para nosotros: construimos lenguaje, nombramos las cosas, generamos idiomas, códigos, adoptamos herramientas justamente para tal fin; el intercambio, la comunicación, el acercamiento.

Un sábado cualquiera, una noche cualquiera, integrándonos entre la desintegración fuimos al encuentro de nosotros mismos. Pantallas aniquilando distancias, voces sonando cercanas, sonrisas y lágrimas sintiéndose tan reales como siempre.

-Qué estas haciendo? -Estoy con mis amigos! -Haciendo qué? -Buscando excusas para no perder lo que teníamos antes, cuando podíamos salir"

Papá Estado nos cuida, con todo lo difícil que es eso. Porque “cuidado” está a medio milímetro de "represión". Porque lo "obligatorio" está a medio milímetro de lo "invasivo". Porque la "protección" está a medio milímetro de la "discriminación".

Y así: todo lo bueno y positivo está siempre, en manos del poder, a milímetros de todo lo malo y negativo.

Un sábado cualquiera, una noche cualquiera, nos reunimos sintiéndonos multitud; en grupos que a la vez se conectaron con otros grupos; que a la vez se comunicaban mutuamente; que a la vez escuchaban de fondo los sonidos de sus propias voces para hacer más soportable cualquier incontinencia en caso de que el mundo se desintegre.

Afortunadamente no falló la tecnología. Afortunadamente aquella noche hubo miles de habitaciones iluminadas. Afortunadamente pudimos volver al origen de aquello que teníamos por derecho adquirido y que nunca pensamos que pudiera tambalear.

Pudimos comunicarnos, sentir al otro, verlo, imaginarlo, acariciarlo por el aire y abrazarnos en las ondas producida por cada voz, cada mensaje, cada idea. Como bailando en fiesta apocalíptica entre las ruinas de lo que sea que vaya a quedar y la salvación de lo que quede de todo esto.

Hoy más que nunca: comunicación, distancia, alegría para levantar a los caídos, fuerza para los que están en la línea de batalla y salud!

Salud, para luego sí poder debatir todo lo que quede por debatir. Todo eso que quizá está en pausa pero no se olvida. Todo eso que será retomado cuando los doctores y doctoras ya no tengan que ir aterrorizados a trabajar, cuando las enfermeras y todo el personal de salud no se esté jugando el riesgo de contagio en cada contacto; cuando los que deben trabajar, porque sin ellos el mundo se termina, vayan sin miedo a hacer lo que deben hacer.

Un sábado cualquiera, una noche cualquiera, ahí estuvimos, desintegrados pero juntos, mientras descansábamos bailando como enajenados y cantando con las gargantas en llamas. Mientras descansábamos generando vínculos, armando historias risueñas y reforzando lazos. Mientras descansábamos, una noche cualquiera, de los números, los casos, la pandemia, la presión sobre los sistemas de salud, la preocupación por la familia, la tristeza por el encierro, el miedo a la economía que se avecina, los resultados de este o aquel estudio.

Y queda en el aire la que ahora es quizá la pregunta más repetida en el mundo. Cuándo se va el virus este?

Ese que vino a trastocarlo todo, ese que de pronto nos está diciendo que el fútbol no es tan importante. Que las estrellas del espectáculo ganan demasiado dinero. Que los que trabajan la tierra y cosechan alimentos deberían ser mejor pagados porque son indispensables. Que ser doctor en medicina, enfermera, auxiliar, camillero, chofer de ambulancia, hoy estaría siendo más importante que ser participante de un reality show, un actor de telenovela, una diva de la canción o hasta un encumbrado político.

A lo mejor solo es una excusa para empezar a valorar lo que tenemos, reconocer aquello que debemos cuidar, cambiar algunas percepciones y meditar sobre caminos equivocados. A lo mejor todo pasa tan rápido que no aprendemos nada, no nos interesa aprender y no estamos dispuestos a cambiar nada de lo que nos era tan habitual, normal, invariable, hasta que llegó está especie de alarma mundial.

Desintegrados, para nosotros lo que ocurrió el sábado pasado, una noche cualquiera, fue lo más importante de este último tiempo. Claro que hubiera pasado igual, una transmisión en vivo, con otro contexto, pero está experiencia en tiempos de pandemia global, se pareció mucho a un gran simulacro: en caso de que el mundo se desintegre!

Y ahí estaríamos todos, buscando el modo de reconocernos entre la multitud, animándonos, abrazándonos una vez que pase la desesperación del naufragio.

Noticias!? Por su puesto, muchas. Estados Unidos proyecta entre 100 mil y 200 mil muertes por covid19. Nueva York es hoy el centro de la pandemia continental. México endurece las medidas ante el crecimiento de casos de coronavirus. El gobernador de Hidalgo, que estuvo en reuniones con el presidente López Obrador, dio positivo de coronavirus. El gober de Tabasco también dio positivo. AMLO hizo un video pidiendo que "ahorita sí", nadie salga de sus casas de no ser indispensable. Argentina cierra fronteras y endurece las medidas además de prolongar el confinamiento. Colombia, Chile, Perú y Bolivia también. En Brasil Bolsonaro se pelea con los gobernadores y se pavonea desestimando la pandemia. España ve desbordado su sistema de salud y está en crisis. Italia parece tomar aire pero nada es seguro. Francia y Alemania están preocupadas. Suiza ve dispararse los casos. China comienza a flexibilizar medidas de aislamiento pero le teme a un rebrote. La economía mundial pasa de la preocupación a la desesperación. El primer ministro británico, Boris Johnson, tiene el virus. La Organización Mundial de la Salud dice que ya superamos con creces el medio millón de infectados en el mundo y que la cifra de muertos supera los treinta mil.

Y podríamos seguir por horas, con cifras, proyecciones, advertencias, números, alarmas y situaciones. Desde las globales hasta las personales. Sin embargo, para nosotros, en caso de que el mundo se desintegre, lo más importante que ha ocurrido el fin de semana que pasó, es la demostración fehaciente de que los humanos tiende al encuentro, tienden a estrechar lazos, tienden a abrazarse, tienden a brincar fronteras.

Y así pasa, una noche cualquiera, un día cualquiera en el planeta tierra.

Y así pasa. Para celebrar! Cuando así lo permite la ocasión, pero también frente a la tragedia, cuando la realidad lo impone, casi como condición necesaria, para la supervivencia como especie.

Damas y caballeros: bienvenidos al kaos total!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

MAS ARTÍCULOS

ACTUALIDAD

Tags del Artículo

actualidad - realidad - mundo - gobiernos - política - noticias - La Pandemia y la cercanía - Como un simulacro en caso de que el mundo se desintegre - Somos humanos y buscamos acercarnos - Comunicación para resistir - Los trabajadores de la salud - Los indispensables en la contingencia - Nueva York en el centro, Italia respira, España en Crisis, el Gobernador contagiado, el Primer Ministro tiene el virus, las proyecciones alarmantes de la OMS...

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

En Caso De Que El Mundo Se Desintegre - ECDQEMSD Podcast
canaltrans ECDQEMSD Podcast

Copyright 1998 / 2020
ECDQEMSD & canalTrans
todos los derechos reservados