compartir artículo en:

Sobrevivir a la Crisis Económica

Tags

Bolsa de Valores
Finanzas

Globalización
Nasdaq
Nikkei
Dow Jones

cotizaciones

 

artículos relacionados

Obama Presidente

Esperando al Pescador

 

el desafío global

Economía Global - Para muchos los conceptos de Crisis Mundial, Recesión Global, Desaceleración Económica y demás frases que venían masticando algunos analistas financieros casi desde comienzos de siglo XXI se convirtieron de pronto en los Jinetes del Apocalipsis.

Crisis EconómicaYa no es este aquel mundo del crack del 30, y aunque muchos tomaron aquello como ejemplo, hoy el mundo está ante algo mucho más complejo que aquel jueves negro.  La globalización demostró una vez más que semeja a un reguero de pólvora donde evitar que una chispa se convierta en catástrofe es muy difícil.

Y una mañana el mundo despertó atento al Dow Jones, S&P, al Nasdaq, al Nikkei, Bovespa, Eurotop, y cuanto índice en bolsa de valores haya.

Volumen Operado, fondos de inversiones, perdidas, ganancias, índices positivos, negativos, acciones en alza, bajas, papeles sin cambio, bonos, valores nominales, la cotización de las monedas que mueven la economía mundial, dolores, euros, yen, libras, etc.  Hasta allí todas cuestiones que solo debían interesar a los que jugaban en las bolsas de valores del mundo.

Si bien ya se veían los rostros de los jefes de empresa, o presidentes y gabinetes económicos del mundo, la globalización había traído un problema de falla en el sistema financiero norteamericano a la mesa de los bancos europeos y al mercado asiático sin que nadie pudiera detener la bola que crecía y crecía enredándose en pánicos, bajas y más bajas, retiros accionarios, quite de ganancias y expectativa sobre que determinación tomarían los gobiernos respecto al dinero de los clientes de los bancos más importantes del planeta.

Como es natural, para quien no se siente influido por los grandes flujos financieros, la crisis parecía una cuestión de entidades bancarias, de sistemas financieros del primer mundo, de operadores de bolsa y de mercados emergentes, pero las alarmas se habían encendido bastante tiempos antes.  Las noticias de recortes de personal en empresas transnacionales aparecían periódicamente como sin relación la una con la otra.

Cuando la crisis ya golpeó el rostro del planeta, era tarde.  Los parlamentos europeos debieron salir a garantizar depósitos, el congreso norteamericano debió aprobar un salvataje financiero para que el sistema no se desplomara (salvataje que ya sabe a poco y que deberá ser aún más importante), los gobiernos indirectamente relacionados con la crisis debieron salir a medir su cintura ante la misma y analizar cual seria el impacto, el gobierno de China anunciaba una cifra record para inyectar a su economía domestica con reducción de tazas impositivas para tratar de minimizar la desaceleración de una economía gigantesca y globalizada que hoy esta a la vanguardia.

En este panorama la Whitehouse cambiaba de inquilino y la victoria de Obama distraía la atención de los mercados mundiales que seguían a su ritmo y trataban de contar las perdidas del último huracán financiero sabiendo que no sería nada fácil ni rápido salir de esta situación.

Los recortes continúan, las empresas internacionales, globales, gigantescas, siguen aplicando el bisturí en mercados emergentes y hasta en sus casas matrices, la caída del índice de empleo aun no llega a su piso y millones de puestos de trabajo se pierden en muy poco tiempo en este mundo globalizado y crítico. 

Y así la crisis que era de algunos señores megamillonarios y de algunos afiebrados operadores de bolsa, paso a la mesa de los obreros, empleados, operarios.  Y así la crisis global empezó a no dejar dormir a nadie.  Las cifras son alarmantes, algunos perdieron la oportunidad de ganar más, algunos bancos se fusionaron, algunas empresas decretaron la quiebra, algunos se achicaron para no explotar, algunos se endeudaron y millones están viendo como con el trabajo lo pierden todo.  Y son esos millones los que en esta crisis global sienten que los juegos de las bolsas de valores y los índices de las cotizaciones son algo tan lejano como la oportunidad de sobrevivir en este mundo globalizado donde si la economía acelera te pasa por encima y si desacelera te lanza por cuestiones de la cinética a chocar contra una pared.

Compartir
este artículo:

 Email
 Google+
 Facebook
 Twitter
 Messenger
 Google
 Otros
másartículos"

Chile y el Péndulo

Ilusiones desde el Pozo

Recuerdan que luego de Bachelet, a la que no le alcanzó un gobierno para aplicar las reformas, llegó Piñera, el de las marchas estudiantiles y el de los mineros atrapados; bueno...

Cámaras en el Paraíso

Ricos, Famosos, Poderosos y Sorprendidos

Políticos, mandatarios, ministros, secretarios y empresarios implicados. Ya corren en círculos y ni saben que escándalo los salpica más, Panamá Papers, Paradaise Papers, Sexgate, Odebretch, la Trama Rusa o qué.

Hasta que Lleguen Mis Padres

Las Aventuras de Carles

Carles se subió con sus amigos a una furgoneta amarilla y roja con una estrella al frente y se fue a casa de unos conocidos en Bélgica.

Siempre Volver

Para Combatir la Nostalgia

Las cosas están más o menos en donde las dejamos, o como suele pasar: donde creíamos que las habíamos dejado.

Un Universo Fantasmal

Como Para Espantarse

Convivimos con nuestros propios fantasmas, esos que hemos construido en base a nuestras experiencias y limitaciones, esos que utilizamos de límite a nuestra valentía o capacidad de hacer.

 
Todos los editoriales de El Pirata

¿Qué harías un día antes de que el mundo se desintegre?

Copyright 1998/2017 canaltrans.com todos los derechos reservados