gracias por la guerra

Pensé en escribirle una carta al presidente de los Estados Unidos agradeciéndole la guerra.  Porque hay días en que mi optimismo es tal que hasta me siento feliz de convivir con mis dolores más profundos.

Hubo y hay guerras; no me interesan las que están ocurriendo en Africa ahora mismo, tampoco la represión y el choque con independentistas en algunos lugares como Chechenia, lo que pasó en la ex Yugoslavia, las masacres latinoamericanas, las revueltas en algún punto asiático, la tensión entre Paquistán y la India, las guerrillas en Colombia.  Todas esas no me interesan porque ya pasaron, porque ya llevan mucho tiempo, porque se tornaron aburridas o porque no están siendo televisadas.

Gracias señor presidente porque su obstinación y grandilocuencia me hace aprender cosas día a día.  Hoy justamente revisaba mi diccionario tratando de ver si usted y sus aliados mentales y físicos eran asesinos como algunos millones de ignorantes blasfemos los llaman en las calles.  Asesinar es matar alevosamente, una acción que nunca podría caberle porque usted está al frente de una gran nación y las grandes naciones no asesinan ¨ hacen simplemente lo correcto en nombre de la paz ¨ interna o externa ¿es así, verdad?

Perdone a esas personas que insisten con el No a la Guerra, yo creo que en realidad lo que buscan guerras como estas es “acecinar”, suena parecido en castellano, pero acecinar significa reducir la carne a cenizas y viendo el rostro de algunos de los chefs que dan la cara en está lucha  (a miles de kilómetros de donde suenan las bombas) creo que saben más de cocina que de muerte.

Gracias porque ahora nombres como los de Saddam Husein, Donald Rumsfeld, Tarek Asís, John Altman, Colin Powell, Oliver North, Mohamed Saíd al Sahaf, y hasta el suyo George W. Bush, me suenan conocidos.

Gracias porque lugares como el hospital Um Qasr, la ciudad Al Hillá, Nayaf, Kerbala, Basora y Nasiriya, ahora se que existen y vive allí gente como en ciudades y lugares con mucha mayor prensa.

Gracias por el emotivo rescate de la soldado Jessica Lynch que pudimos ver todos los ciudadanos del mundo a pesar de que la cadena Al Jazeera tuvo algunos problemas de transmisión.

Gracias señores de las decisiones, gracias Tony Blair, José María Aznar y algunos otros :  ya se han hecho todas las películas posibles sobre la segunda guerra, sobre Vietnam, y ya no tenía sentido ver a Rocky peleando contra un maldito soviético.

Gracias por regular la libertad de expresión, era hora que el país de la libertad reconociera que la información es un bien demasiado preciado como para que cualquiera la obtenga.

Gracias señores de Washington por darle sentido a la maquina bélica; que comerían los pobres niñitos hijos de los empleados en las  fabricas de armamento, con que soldaditos antiguos y desteñidos practicarían los hijos de los hijos de la bomba atómica.

Gracias por las imágenes minuto a minuto que llegan de Irak y recuerdan esos fines de año o días de la independencia en que el cielo se ilumina de mágicos colores y suenan estruendos que asustan a los perros y emocionan a vencidarios enteros.

Gracias por no dejar hablar a los artistas, ellos saben de arte y esto es mucho más serio aunque algún afiebrado hable del arte de la guerra.  Y gracias a los artistas que prefieren dejar que todo esto sea un recuerdo para expresarse al respecto.  Gracias a los cobardes que no levantan su voz, sería un desastre si se escucharan todas.  Gracias porque por esta guerra las cuestiones de cada país desaparecen bajo tierra siguiendo su curso nefasto mientras nos comemos un perro caliente y bebemos una dorada cerveza frente al televisor deseando que mañana las imágenes sean un poco más morbosas.

Gracias por mi sudadera de la estatua de la libertad que hoy tiene más sentido que nunca, gracias por enseñarme que la diplomacia tiene un limite, que no hay mejor defensa que un buen ataque, que existe un lugar llamado Bagdak, que un misil pesa más que una veintena de seres humanos minimamente alimentados, que en oriente existen otras culturas y no sólo hay pastores repitiendo el Corán y dispuestos a morir por Alá; gracias por demostrar con contundencia que el petróleo es sumamente importante, que el diablo existe, que hay que tener cuidado de a quien se le da la mano porque puede pasar de ser un honorable aliado estratégico a la encarnación del demonio.

Gracias por enseñarle al mundo que cuando una extraña madre, vestida con túnicas y el rostro cubierto, vuela en pedazos abrazada a su hijo, el piso queda manchado con sangre.  Y viera que sorpresa la mía, señor, cuando vi que esa sangre se parecía tanto a la que hoy por la mañana cayó en mi lavatorio luego de que por torpeza al afeitarme me produjera un pequeño corte.

Muchas gracias y disculpe si ahora lo dejo pero no puedo dejar de ver la televisión.  Este circo siempre tiene novedades para mostrarnos.

por José M. Pascual

Prohibida la reproducción total o parcial
de los textos sin el consentimiento del autor

Podcast

Teléfonos Móvil y/o PC

Desintegrados de México, Latinos en Estados Unidos, España, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile...

The Simpsons, el Juego

Teléfono Móvil como Consola

El juego situará al jugador en una Springfield arrasada por un desastre nuclear, y el objetivo será reconstruirla.

Batman

The Dark Knight Rises

Se trata de la tercera entrega de la trilogía iniciada en 2005 con Batman Begins y continuada en 2008 con The Dark Knight.

Hello Kitty Street Fighter

Gran luchadora para evitar el Game Over

Estás sentado frente a la consola, vas a jugar Street Fighter, el clásico juego de más de dos generaciones, y entre los personajes a elegir está... Hello Kitty!!!

este circo

guerra

Póliticas

Irak

Bush

noticias

Chile y el Péndulo

Ilusiones desde el Pozo

Recuerdan que luego de Bachelet, a la que no le alcanzó un gobierno para aplicar las reformas, llegó Piñera, el de las marchas estudiantiles y el de los mineros atrapados; bueno...

Cámaras en el Paraíso

Ricos, Famosos, Poderosos y Sorprendidos

Políticos, mandatarios, ministros, secretarios y empresarios implicados. Ya corren en círculos y ni saben que escándalo los salpica más, Panamá Papers, Paradaise Papers, Sexgate, Odebretch, la Trama Rusa o qué.

Hasta que Lleguen Mis Padres

Las Aventuras de Carles

Carles se subió con sus amigos a una furgoneta amarilla y roja con una estrella al frente y se fue a casa de unos conocidos en Bélgica.

Siempre Volver

Para Combatir la Nostalgia

Las cosas están más o menos en donde las dejamos, o como suele pasar: donde creíamos que las habíamos dejado.

Un Universo Fantasmal

Como Para Espantarse

Convivimos con nuestros propios fantasmas, esos que hemos construido en base a nuestras experiencias y limitaciones, esos que utilizamos de límite a nuestra valentía o capacidad de hacer.

 
Todos los editoriales de El Pirata