qué hacer después de saludar

La comunicación entre humanos del circo terrestre es muy particular.  Los niveles se complejisan acorde al conocimiento previo que uno tiene de su interlocutor y viceversa.  Uno podrá escuchar desde “Hola” hasta “Hola que tal como te va”, y ahí estaremos frente  a la apertura del canal de dialogo.  Esto es muy importante porque verifica la viabilidad comunicativa.

Para ser más claros, el Hola primero solo esta diciendo “Soy yo abriendo el canal de comunicación y estoy dispuesto a entablar dialogo”.  La respuesta a ese mensaje ya se complijisa dependiendo de varios factores.  “Hola” con una súbita dada de espalda o sin fijar la mirada en el interlocutor es “Si, reconozco la apertura del canal de dialogo pero no tengo nada que intercambiar contigo”, un “hola cómo estás” nos convida a una mejor disposición de intercambio.  Sin embargo en estos casos no es bienvenido que uno responda “mal” o cuente realmente como está; un simple “bien”, para continuar con el intercambio, es lo más piadoso, ya habrá tiempo para profundizar el tráfico de datos.

Pero la complejidad de la comunicación no de lo que tratará está breve columna ya que es imposible resumir en tan poco lo que técnicos, estudiosos e intelectuales has desarrollado en miles de volúmenes (quizás en cantidad comparables a los que alberga la biblioteca de Babel imaginada por Borges) después de todo las líneas dedicadas específicamente a esa esfera del conocimiento, y las que no, hablan de alguna u otra manera de comunicación.

Me propuse encontrar la tópica más igualitaria a la hora del intercambio.  “hola que tal, conversemos de matemática aplicada o de física nuclear” puede ser una traba a la hora del intercambio si no estamos frente a un matemático o un físico especializado en el área.  Es más, si nosotros mismos no tenemos competencia en esa área del saber, estaremos frente a un monólogo o bien frente al fracaso del intercambio.

Pero voy en búsqueda del tópico infalible.  Este se pone a prueba con un interlocutor con el cual no tenemos compatibilidad o intereses comunicacionales comunes.

Donde nací y crecí, el fútbol es uno de esos tópicos.  Un jefe adinerado (casa de fin de semana, viajes por el mundo, casa lujosa, yate, desconocimiento del significado de cuestiones como “si pago el alquiler no me alcanza para el viático”) puede mantener una conversación moderada y coherente con un obrero (casa modesta, problemas de remate inminente, viajes en transportes públicos, desconocimiento del significado de cuestiones como Apart Hotel, Handicap, Freeshop, Resort, Spa, etc).

He visto representes de mundos dividido por abismos conversar durante largo tiempo sobre fútbol y solo fútbol.  Saltar a otra tópica sin que está conlleve el fracaso súbito del intercambio es casi un riesgo que pocos se disponen a tomar.

Sin embargo está tópica también fracasa en algunos casos.  Y el ejemplo que me valió experimentalmente es el de mi vecina: una señora mayor, preocupada por las aventuras de su gato mascota y maravillada con los programas de TV de la tarde.  Si yo encontraba un tópico que me sirviera para comunicarme con ella verbalmente por más de un minuto habría encontrado el lugar comunicacional de competencia más igualitario, aquel que no necesita ningún chekeo previo de las competencia entre interlocutores.

Pensaba yo en todo aquello cuando esta misma señora iluminó lo que siempre estuvo ante mis ojos y no había notado.  “Hola”, “Hola que tal”, “Que calor eh”... Eureka. ¡El clima! Claro.  Helo allí, de lo que todos podemos hablar a posteriori de abrir el canal de intercambio comunicativo.

El clima, quizás porque esté relacionado con las sensaciones más básicas y universales, es el tópico mínimo requerido e infalible que sortea todo tipo de diferencias o incompatibilidades entre interlocutores predispuestos al dialogo.“Que calor hace”, “ahhh ojalá llueva así afloja”, “que frío”, “y yo que salí desabrigado”, “como cambió el clima”, “qué viento hace” etc. son la carta triunfadora que puede colocarse sobre la mesa de fórmica de mi vecina o en el encuentro con un primer ministro traductores de por medio.

Infalible tópica, El Clima, es la mínima expresión.  Sin embargo todo lo bueno tiene también su parte negativa, tarde o temprano habrá que saltar de tópica si uno quiere continuar el intercambio y, lamentablemente, no son muchos los casos donde podemos sostener por más de dos minutos una conversación basada en el clima.  Los esfuerzos por hacer hincapié en el recalentamiento de la esfera terrestre, echar mano de algún documental sobre vientos huracanados o esbozar alguna teoría acerca de cómo el frío se siente más ahora que antes, tarde o temprano nos obliga a cambiar de tópico o aceptar que “hasta aquí llegamos”, pero al menos habremos avanzado unos pasos más allá del “Hola – Hola”.“Miré ¿ese no es su gato?” “Si es ese”- “¡Se escapó!” “No importa, dejalo, está castrado” “Ahhhh... bueno señora, la dejo.  Que siga bien” “Chau, chau”.

por José M. Pascual

Prohibida la reproducción total o parcial
de los textos sin el consentimiento del autor

Podcast

Teléfonos Móvil y/o PC

Desintegrados de México, Latinos en Estados Unidos, España, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile...

The Simpsons, el Juego

Teléfono Móvil como Consola

El juego situará al jugador en una Springfield arrasada por un desastre nuclear, y el objetivo será reconstruirla.

Batman

The Dark Knight Rises

Se trata de la tercera entrega de la trilogía iniciada en 2005 con Batman Begins y continuada en 2008 con The Dark Knight.

Hello Kitty Street Fighter

Gran luchadora para evitar el Game Over

Estás sentado frente a la consola, vas a jugar Street Fighter, el clásico juego de más de dos generaciones, y entre los personajes a elegir está... Hello Kitty!!!

este circo

comunicación

teorías
 intercambio
 Borges
 babel
 bibliotecas

noticias

Chile y el Péndulo

Ilusiones desde el Pozo

Recuerdan que luego de Bachelet, a la que no le alcanzó un gobierno para aplicar las reformas, llegó Piñera, el de las marchas estudiantiles y el de los mineros atrapados; bueno...

Cámaras en el Paraíso

Ricos, Famosos, Poderosos y Sorprendidos

Políticos, mandatarios, ministros, secretarios y empresarios implicados. Ya corren en círculos y ni saben que escándalo los salpica más, Panamá Papers, Paradaise Papers, Sexgate, Odebretch, la Trama Rusa o qué.

Hasta que Lleguen Mis Padres

Las Aventuras de Carles

Carles se subió con sus amigos a una furgoneta amarilla y roja con una estrella al frente y se fue a casa de unos conocidos en Bélgica.

Siempre Volver

Para Combatir la Nostalgia

Las cosas están más o menos en donde las dejamos, o como suele pasar: donde creíamos que las habíamos dejado.

Un Universo Fantasmal

Como Para Espantarse

Convivimos con nuestros propios fantasmas, esos que hemos construido en base a nuestras experiencias y limitaciones, esos que utilizamos de límite a nuestra valentía o capacidad de hacer.

 
Todos los editoriales de El Pirata