incendiando las máquinas

Podría realizar un listado que muestre como los progresos tecnológicos siempre han dividieron las aguas en la historia de la humanidad.  La llamada revolución industrial de hecho generó movimientos entre los que veían a la maquinas como una posibilidad fabulosa de aumentar la plusvalía y aquellos que veían amenazadas sus fuentes de trabajo.

Los Cartistas desaparecieron luego de algunos atentados contra fabricas en Manchester, Liverpool y algún que otro polo fabril.  Las maquinas habían ganado.

Y cada vez que el status quo vuelve a ser amenazado los gansos comienzan con su graznido de alerta para defender su nido.

La iglesia pudo negar por años la teoría copernicana y hasta incendiar a más de un teórico, los dueños de las empresas de diligencias en el viejo oeste norteamericano no pudieron detener el tendido de vías férreas,  los artesanos del siglo XIX tuvieron que aprender a manejar los conceptos de producción en serie.

Estas transformaciones originaron nuevas fuentes de trabajo y destruyeron muchas otras, originaron cambios inclusive en las estructuras sociales y marcaron la muerte y el nacimiento de relaciones interpersonales.

En el presente existe una industria que se ve amenazada, una de tantas, y que ha encarado una lucha totalmente equivocada.  Una pelea estéril diga de los fabricantes de velas cuando el tendido eléctrico se propagaba por el planeta.  Los músicos no podrán detener a los eDonkey, eMule, Kazaa, Bit Torrent, Shareaza o sea cual fuese el nombre que adopte cualquier programa de bajada a través de este medio.

La industria musical, que es la más afectad por la perdidas millonarias que esto ocasiona, ha embarcado en la lucha de un modo que demuestra su escasa capacidad intelectual.  Gastando verdaderas sumas siderales de dinero en campañas cuya imbecilidad consta en concienciar a la sociedad del efecto que causa la piratería informática.  Spots publicitarios que apuntan a la moralidad y colocan, por ejemplo, a músicos reconocidos (millonarios en muchos casos) hablando de lo mal que hace eso a la industria.

El último spot de una de la empresas recaudadora dentro de la industria musical dice que por cada disco pirata adquirido un baterista, un bajista, un cantante pierde su trabajo.

Quizás sea esa la causa del altísimo porcentaje de desempleo que existe en este circo, aunque lo veo dudoso, pero pocos son los que salen a defender la situación de miles de bajistas, baterías y cantantes que pudieron hacer conocer su arte gracias al nuevo sistema de trafico musical.

La lucha contra estos sistemas de intercambio de archivos fue torpemente encarada.  Igual que los opositores a la revolución industrial: es más fácil demonizar y quemar las maquinas que absorber el impacto del cambio para acompañar el desarrollo.

Nadie de la industria se sentó a revisar como esta conservaba su sentido, como bajar costos y elevar calidad (esto solo se dio en pequeñas discográficas), como hacer para que el consumidor se vea seducido por sus producciones.  Solo salieron al ataque movilizando su ejercito de leguleyos gastando cifras millonarias y amenazando que los Elton John, las estrellitas de Operación Triunfo o los Ricky Martin se quedarían sin trabajo; cuestión que realmente no sensibiliza absolutamente a nadie y que algunos hasta deseamos fervientemente de maliciosos que somos.

Para peor, sus matemáticas son horribles; creyendo que los millones de adolescentes (y no tanto) que intercambiaban sus archivos son clientes que se pierden, lo cual es de una negación absoluta, puesto que  gran parte de ellos jamás compraría un compacto al precio que el mercado lo ofrece.

El avance tecnológico es imparable, quedará en cada industria amenazada la elección del camino posible: adaptación o enfrentamiento.  La segunda solo los pondrá en ridículo hasta el día de su desaparición.  La primera: experimentada ya por algunas pequeñas discográficas, realza el producto elevando la calidad de la presentación, ofreciendo alternativas y generando beneficios para aquellos que deciden comprar y no traficar de modo alternativo.

Yo sigo prefiriendo adquirir por vía oficial los discos de mis músicos favoritos (y lo haría más aún si me sobrara dinero), sin embargo hoy tengo acceso a miles de artistas por los que ni siquiera me molestaría en preguntar cuanto cuesta su último CD.

¿La industria discográfica seguirá equivocando el camino? Esa respuesta está en los directorios reunidos en los últimos pisos de los edificios de las corporaciones donde los viejos carcamanes deciden que artista será éxito y cual no.

Viva aquél Napster original gratuito, el desaparecido Audio Galaxy, eMule, Kazaa, y todos los programas de intercambio de archivos musicales, e-books, videos, etc.

Me dará un gran dolor ver a Madona, Metallica o Steven Spilberg pidiendo limosna en la puerta de una iglesia para poder comer.  Ellos, sus perros de tres mil dólares, sus autos de lujo, su docena de mayordomos y sus guardaespaldas.  Un gran dolor, que se que jamás tendré, pues se que eso nunca lo veré por más que la industria me amenace.

por José M. Pascual

Prohibida la reproducción total o parcial
de los textos sin el consentimiento del autor

Podcast

Teléfonos Móvil y/o PC

Desintegrados de México, Latinos en Estados Unidos, España, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile...

The Simpsons, el Juego

Teléfono Móvil como Consola

El juego situará al jugador en una Springfield arrasada por un desastre nuclear, y el objetivo será reconstruirla.

Batman

The Dark Knight Rises

Se trata de la tercera entrega de la trilogía iniciada en 2005 con Batman Begins y continuada en 2008 con The Dark Knight.

Hello Kitty Street Fighter

Gran luchadora para evitar el Game Over

Estás sentado frente a la consola, vas a jugar Street Fighter, el clásico juego de más de dos generaciones, y entre los personajes a elegir está... Hello Kitty!!!

este circo

bajar música

napster
 discográficas
 emule - audio galaxy
 piratería - música
 carlistas, revolución

noticias

Tronos en Juego

Buscando Aire Fresco

Todos criticamos y somos geniales. Porque es más fácil señalar que gestionar. Es más fácil decir cómo debería ser una serie que hacer una serie. Es más fácil hacer una película con la mente que filmarla. Es más fácil decir quién es feo y quién bonito sin un espejo delante.

Humo Sobre Todo

Fuego en el Cielo

Y esta semana que pasó, recordé esa escena, que mucho menos poética, hizo que pensáramos en el humo. Humo en la ciudad, humo en la sierra, humo en los discursos, humo en la calles y armas humeantes.

Hablemos de Venezuela en Finlandia

Reunión Pompeo Lavrov

La semana que pasó hubo de todo, y de ese de todo quizá lo más importante pase hoy, y no en Venezuela sino en Finlandia.

Spoiler para Elecciones Españolas

Histeria e Insatisfacción

Ganó el PSOE, claramente, Pedro Sánchez alza el puño. Deberá pactar para gobernar, sobre todo con Podemos, pero eso no es novedad. Al final ganó el que gobernaba, deberá pactar con quien pactaba.

Semana Santa Sangrienta

De Traiciones, Fuegos y Caídas

Ardía Notre Dame, el Papa rezaba, avanzaba el vía crusis, un ex presidente peruano se daba un tiro y dejaba una carta, un fiscal especial presentaba un informe, Trump sonreía, Corea del Norte mostraba un arma, México echaba para atrás la reforma educativa, (...) y Macron iba a hablarle a los Chalecos Amarillos y terminó haciendo una rifa para recuperar un símbolo de Paris.

 
Todos los editoriales de El Pirata