podría no terminar jamás

De un modo u otro es inevitable realizar especies de balances existenciales cuando el calendario gregoriano marca que en breve tendrás que acostúmbrate a poner un número más en el año de las fechas de, por ejemplo, las cartas. 

Esa sensación hace que muchos repasen lo logrado en el año, o realicen listas flotantes de cuestiones a realizar en el año que llega.  A mi naturalmente me causa una angustia notable que se expresa hasta con síntomas físicos.

No es que haga profusas listas ni que me embarque en debes y haberes para reconocer el saldo anual.  Simplemente me atacan conos de sombras que me arrastran hacia el deseo banal de seguir viviendo.

Año nuevo: existe una sensación ambiental como si todo fuese a empezar otra vez, y sin embargo uno arrastrara la historia de la humanidad en los cajones, papeles, agendas, deudas, favores y armarios.

Pero la sensación está allí: 2005 y no conozco lo que es viajar en avión.  Nunca fui a una carrera de galgos y jamás estuve sentado en una limo bebiendo espumante.

Nuevo año y no se a que huele un oso polar ni tomé un taxi en Nueva York para ir a alguna parte.  No sé lo que es leer a Dylan Thomas en su lengua de origen y todavía no vi en directo ningún trabajo de ese tal Miguel Ángel.

La angustia crece pero no de manera caótica ni violenta, es como un imperceptible goteo que ni siquiera lleva a sensaciones tangibles.

Nuevo año y no sé a que huele la pólvora después de un ataque aéreo, no sé lo que siente alguien que se reencuentra con alguien después de mucho tiempo y tampoco se a que huelen los tentempiés en el Campín de Bogota.

Ignoró la sensación de pasear por La Paz y sentir que la altura te aplasta, no sé que se siente al acariciar un gato de angora y tampoco sé como son las fiestas en un yate.  2005 y aún no bailo boleros ni paseo por una calle de Madrid buscando rostros amigables que me recomienden un sitio donde beber una cubata.

Lo impresionante es que no se trata solo de cosas agradables, o cosas que realmente me causarían placer realizar o sentir.  2005 y no se que se siente oír un disparo y sentir que la bala te dio en alguna parte del cuerpo.  No se lo que es entrar a un quirófano ni se lo que es estar en medio de un huracán.

La lista no es ordenada, no es rítmica, no es temporal, ni siquiera empieza y termina... llueve, para, gotea, parece que va a llover, no llueve.  No es lista, se parece, no se parece, es constante, no lo es, se desvanece, se presenta y ni siquiera cuenta con mi atención.

No escuche el sonido de trasbordador a la hora de despegar ni sé a que sabe un licor que realizan unos monjes de una cofradía cuyo nombre ya no recuerdo.

Sin amargura reconozco lo infinito, y hasta lo finito que se presenta humanamente infinito más allá de la rigidez matemática.

Año nuevo, esta columna podría no terminar nunca, no conozco la experiencia de comenzar a escribir sobre algo y no detenerme jamás.  Así y todo los fantasmas jamás mueren.  Pero no es una intención admirable anularlos creyendo que así se alcanza cierto nivel de placer, se trata quizás de alimentarlos hasta que revienten y vayan generando nuevos.  Así, hasta que ya uno se convierta en espectro creyendo que tres o cuatro expectativas cumplidas colmarán nuestra sinrazón.

Feliz 2005.  El año próximo quizás vuele en avión, experiencia que no me desvela, y entonces alguna otra cosa emerja de los abismos para ocupar su lugar y pedirme, de una forma realmente extraña, que me quedé a compartir otro café.

por José M. Pascual

Prohibida la reproducción total o parcial
de los textos sin el consentimiento del autor

Podcast

Teléfonos Móvil y/o PC

Desintegrados de México, Latinos en Estados Unidos, España, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile...

The Simpsons, el Juego

Teléfono Móvil como Consola

El juego situará al jugador en una Springfield arrasada por un desastre nuclear, y el objetivo será reconstruirla.

Batman

The Dark Knight Rises

Se trata de la tercera entrega de la trilogía iniciada en 2005 con Batman Begins y continuada en 2008 con The Dark Knight.

Hello Kitty Street Fighter

Gran luchadora para evitar el Game Over

Estás sentado frente a la consola, vas a jugar Street Fighter, el clásico juego de más de dos generaciones, y entre los personajes a elegir está... Hello Kitty!!!

este circo

año nuevo

Dylan Thomas
 2004, 2005

noticias

Invitados a No Participar

O Participar como Invitados

A veces nos hacen sentir que nos invitan para validar, para legalizar, para reconocer que nuestra función es importantísima porque una fiesta sin invitados no es fiesta.

La Ilusión de Elegir

Elección y Libertad

Pues bien, en la música todo suena afinadísimo, pero la letra nos dice que aunque la melodía suene gloriosa la verdad es que es poco lo que está en nuestras manos.

Tornados y Erupciones

Pagar por Callar Cobrar por Hablar

Comenzó el cielo enrareciéndose y todo empezó a girar en círculos. Bien podría ser la declaración de un testigo que marcaba el comienzo de la temporada de tornados, pero aplica también en muchos otros sentidos.

Dos Coreanos Sonrientes

Semana Histórica

Finalmente las dos coreas se encontraron. Kim Jong Un caminó como un rapero simpático hasta la línea donde lo esperaba Moon Jae In y, sonrientes, se estrecharon las manos.

Nicaragua en Protesta

Cuando Todo se va de las Manos

Difícil situación en el país centroamericano, y a esta altura la suba del pago del seguro social quedó en simple anécdota. El gobierno de Ortega vive sus momentos más difíciles gracias a su propia necedad y torpeza.

 
Todos los editoriales de El Pirata