tu match paranoia

A veces creo que la excesiva información volcada con ritmo de entretenimiento provoca... digamos... efectos colaterales.  Yo ya traté de generar una rutina que no me exponga frente a la peligrosa actividad de salir de mi recinto,  La inseguridad en las calles es tan grande que aterra. A juzgar por los índices de accidentes de transito es notable que haya gente que llegue a sus hogares.  Y el transporte público no es la opción, ya que con lo que han crecido los registros de asaltos violentos y asesinatos, uno no puede estar seguro ni siquiera en hora pico.  Si uno tiene la suerte de residir en un país donde no se den atentados extremistas a cada día, tampoco puede sentirse exento. De hecho estos grupos parece que accionan como células (o algo así escuche) y aunque estén inactivas sólo esperan una orden para atacar donde sea y cuando sea.

Vivir en un apartamento en el cuarto piso es, dentro de todo, una tranquilidad.  Si la energía eléctrica fallara uno puede subir caminando sin necesidad de ser un maratonista.  Si inundaciones tremendas  (que con todo esto del cambio climático pueden suceder en cualquier parte) alcanzaran la morada, difícilmente el agua llegaría al cuarto piso, y en caso de terremoto supongo que los del cuarto hacia arriba estarían en mayor riesgo.  El cuarto esta bien.

Yo trato de no hablar con mis vecinos, quién sabe, quizás algo de lo que diga les cae mal y, ahora que todo mundo esta armado, no deseo que me respondan un saludo con una ráfaga de balas.   Los jóvenes me dan cierto temor porque escuche que se reúnen en pandillas y que muchas veces no respetan ni a los ancianos.  Yo no soy viejo, de hecho trato de tomar distancia de ellos y prefiero no cruzarlos ya que muchos de ellos andan por los hospitales y la televisión dio un informe de como en los hospitales hay virus  que muchas veces propagan enfermedades peores que las que uno pueda ir a tratarse.

Me gustaría mantenerme en forma, pero realmente es un problema porque supe que hay ejercicios que pueden dañarte por otro lado.   Creo que lo importante es mantener bien limpio el sitio donde uno está.  Vi un documental que mostraba con detalles obscenos los miles de organismos de aspecto realmente  horripilante que conviven con nosotros en tapetes, sábanas, pisos, mesadas, sillas, platos, vasos...

El otro día recordé las palabras de un amigo, bueno amigo es demasiado, digamos un conocido, que una vez me dijo: si conoces las cocinas de los restaurantes no comes más fuera de tu hogar.  Y así fue, desayuno, almuerzo y ceno en casa, aunque ciertamente me cuesta elegir los productos a ingerir luego de ver un programa de como se procesan algunos alimentos.  Aún recuerdo como se crían los pollos y como se confeccionan las salchichas...

El mar me fascina; su majestuosidad, su sonido.  Y de hecho me gustaría nadar en él sino fuera por esa película sobre tiburones que vi.  Lo peor es que si no es un tiburón, puede ser una manta raya, un erizo, algún otro pez, no sé, realmente me parece increíble que haya gente que entre y salga del mar sin mutilaciones.  Y ni hablemos de los que dejan botellas de vidrio en la playa y luego con la marea... bueno....

Lo importante de ser cuidadoso e informado es que uno sabe lo que lo rodea.  Fumar trae cáncer y estar con alguien que fuma es peor aún.  Tener exceso de peso es más mortal que el cigarrillo, pero aún así puedes ser delgado y que tu organismo generé enfermedades de otro tipo igualmente letales.  Miren Chernobyl, quién lo hubiera imaginado.  Aunque no hace falta que sea Chernobyl, vi gente en el periódico desesperada por daños respiratorios solo por el hecho de vivir a unas leguas de una fabrica de baterías.

Por suerte no hay fabricas cerca de mi residencia, aunque no se cuanto tarde en llegar la lluvia acida.  La capa de ozono se está extinguiendo, pero según me dicen aquí en la radio pasará un buen tiempo hasta que los polos se derritan.  Eso me tranquiliza en cierta medida, pero como se puede estar tranquilo sabiendo que una araña tan diminuta como la Viuda Negra puede inocular un veneno tan mortal.  Sé que no hay Viudas Negras por aquí, ni vinchucas, ni mambas, ni corales, ni cobras, ni mosquitos que trasmitan enfermedades, pero ¿qué tal si algún laboratorio olvida sus normas de seguridad y deja en libertad un alacrán, y este se esconde entre mis libros?

Intento no manejar dinero, vi que los billetes pasan por tantas manos que muchas veces son albergue de microorganismos que se ven grotescos ampliados por cien mil veces.   Me tranquilizó mucho saber que los misiles de oriente no pueden desviar tanto su recorrido como para llegar a donde estoy ubicado, sin embargo esa tranquilidad duró poco al ver una publicidad de yogurth que me mostraba todo lo uno tiene dentro de los intestinos sin siquiera saberlo.   Cuando me informé sobre la vaca loca y la aftosa dejé de ingerir carne vacuna. más allá del colesterol y otras cosas que me enteré que trae el consumir mucha carne.  Y el pollo nunca me agradó, menos mal, la gripe aviar es un verdadero flagelo.   De los pescados no estoy seguro, pero con tanto petrolero derramando contenidos en los ríos y mares realmente sería valiente pensar en una corvina a la vasca.  Las verduras deben ser muy bien lavadas porque parece que las toxinas de las fumigaciones quedan allí latentes.  Las limpiaría con agua corriente pero desde que vi un informe sobre los planes de un gobierno de facto de envenenar toda la red de agua potable de la capital de un país vecino, solo uso el agua corriente para bañarme.  Bañarme con ciertas precauciones, ¿sabían que el baño es el sitio del hogar donde más frecuentemente se dan los accidentes domésticos?

La violencia en el fútbol es creciente y por eso ya no voy a los estadios, ni siquiera a conciertos.   Y no crean que todo lo que pasa pasa en la cancha.  El otro día leí que un niño mató a otro con una escopeta propiedad de su padre, y también que un perro atacó a una señora que era su dueña.  Afortunadamente no tengo perro, ni señora, ni escopeta, ni niños.  Y de hecho cuando los veo por la calle, en alguna de mis salidas obligadas, trato de evitarlos ¿quién sabe si ese niño no trae una escopeta de su padre o si esa señora no trae un perro en su bolso? O peor aún, que esa señora traiga un niño con una escopeta y un perro.

Revise los índices de accidentes en la Formula Uno, los porcentajes de muertes en vuelos aéreos y también cotejé un esquema de como el Ántrax puede convertirse en un arma asesina cuando se envía por correo.  Los primeros no me inquietaron porque no soy piloto ni tampoco viajo en avión, pero ¿y si viene el cartero?  ¿Cómo saber que contiene un sobre?

En el horario central de la televisión me hablaron de como uno puede convivir con un asesino serial sin siquiera notarlo y como los loros transmiten enfermedades bien peligrosos.  No tengo loro y no convivo con nadie, así que me despreocupe hasta que supe que una vecina sí tenia un loro.  Por suerte Internet me sacó la duda y al parecer debo estar en contacto con el animal para que revista cierto peligro hacia mi persona.

En fin, es que me gusta tanto vivir que realmente me gusta estar informado sobre los peligros que me acechan.  Ahora estoy viendo un informe sobre los riesgos de cortarse con un filo oxidado, por suerte no manipulo ese tipo de objetos.

A veces me da miedo irme a dormir porque sé de gente que ha muerto mientras dormía.  Además me inquieta imaginar que mientras duermo: la televisión, la radio o algún periódico, o revista que nunca leeré, me pudiera estar informando sobre las causas por las que alguna vez, espero que sea dentro de muchísimos años, he de morir.

No soy paranoico, de hecho leí algo sobre esa patología y es terrible.  Soy un ciudadano informado a través de los medio de comunicación masiva. No soy paranoico, no lo soy.  En serio, no soy paranoico.  No señor.  No.

por José M. Pascual

Prohibida la reproducción total o parcial
de los textos sin el consentimiento del autor

Podcast

Teléfonos Móvil y/o PC

Desintegrados de México, Latinos en Estados Unidos, España, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile...

The Simpsons, el Juego

Teléfono Móvil como Consola

El juego situará al jugador en una Springfield arrasada por un desastre nuclear, y el objetivo será reconstruirla.

Batman

The Dark Knight Rises

Se trata de la tercera entrega de la trilogía iniciada en 2005 con Batman Begins y continuada en 2008 con The Dark Knight.

Hello Kitty Street Fighter

Gran luchadora para evitar el Game Over

Estás sentado frente a la consola, vas a jugar Street Fighter, el clásico juego de más de dos generaciones, y entre los personajes a elegir está... Hello Kitty!!!

este circo

 Paranoia

Televisión
 Información
 Seguridad

noticias

Chile y el Péndulo

Ilusiones desde el Pozo

Recuerdan que luego de Bachelet, a la que no le alcanzó un gobierno para aplicar las reformas, llegó Piñera, el de las marchas estudiantiles y el de los mineros atrapados; bueno...

Cámaras en el Paraíso

Ricos, Famosos, Poderosos y Sorprendidos

Políticos, mandatarios, ministros, secretarios y empresarios implicados. Ya corren en círculos y ni saben que escándalo los salpica más, Panamá Papers, Paradaise Papers, Sexgate, Odebretch, la Trama Rusa o qué.

Hasta que Lleguen Mis Padres

Las Aventuras de Carles

Carles se subió con sus amigos a una furgoneta amarilla y roja con una estrella al frente y se fue a casa de unos conocidos en Bélgica.

Siempre Volver

Para Combatir la Nostalgia

Las cosas están más o menos en donde las dejamos, o como suele pasar: donde creíamos que las habíamos dejado.

Un Universo Fantasmal

Como Para Espantarse

Convivimos con nuestros propios fantasmas, esos que hemos construido en base a nuestras experiencias y limitaciones, esos que utilizamos de límite a nuestra valentía o capacidad de hacer.

 
Todos los editoriales de El Pirata