CINE y
VIDEO JUEGOS

películas - games

ciencia ficción

"El agotamiento creativo que atraviesa el cine mainstream desde fines de la década del setenta, se ve reflejado en las pantallas de diversas formas: las numerosas e innecesarias remakes, el reestreno de películas taquilleras (con la coartada del director´s cut, la mayoría de las veces nuevas ediciones sin ningún tipo de relevancia), las películas basadas en comics, y un fenómeno más o menos reciente, las películas que toman como fuente de inspiración los videojuegos.

El primer paso lo dio la Disney con Tron (Steven Lisberger, 1982), que si bien no se basaba en un videojuego (la aparición del videojuego fue posterior al estreno del film), sentó las bases de un "género" que actualmente está viviendo su época de esplendor (asimismo, el film de Lisberger fue pionero en la utilización de la CGI (Computer Generated Imaging), cuyas escenas "rodadas" íntegramente por computadora, estrechó los lazos entre los video juegos y el cine).

Así como los films comienzan a tomar como a los videojuegos como fuentes de nuevos argumentos, en un proceso que podríamos llamar de "retroalimentación", los videojuegos incorporan a partir de la década del 90, una gran cantidad de recursos estrictamente cinematográficos. Pero sin lugar a dudas, en este reflujo, los videojuegos se vieron notoriamente beneficiados (ayudados por la mejora de la calidad gráfica de las consolas de juegos y las PC), ya que las transposiciones a la gran pantalla de los videojuegos, arrojaron resultados realmente desalentadores. Mark A. Altman de Mindfire Entertainment, productor de la adaptación cinematográfica del juego de Sega, House of the Dead, sostiene que: "los videojuegos se han vuelto mucho más sofisticados. No son el Pac-Man ni un grupo de pixels irreconocibles. Los juegos han evolucionado mucho, y ahora tienen historias y tramas tan sofisticadas, o más, que las películas".

Si bien – como veremos a continuación -, desde comienzos de la década de los ochenta, comenzaron a producirse películas basadas en videojuegos, a partir del éxito de Tomb Raider (en los Estados Unidos recaudó 48 millones de dólares en el primer fin de semana), reavivó una serie de proyectos que se encontraban en stand-by (obviamente, ya se está preparando la secuela de la aventura protagonizada por Lara Croft).

 

Sin lugar a dudas, el principal motivo del fenómeno de la adaptación de los juegos a la gran pantalla es estrictamente económico, debido principalmente a las posibilidades que abre al marketing. Personajes como Lara Croft y Duke Nukem resultan particularmente reconocibles a un target al que apuntan con más asiduidad los estudios: el público que tiene entre 12 y 34 años.

Mortal KombatPor otro lado, el traspaso al cine posibilita vender más merchandising y más copias del juego. Mortal Kombat (Paul W.S. Anderson, 1995) recaudó solo en los Estados Unidos 70 millones de dólares, pero los ingresos por todo concepto alcanzan los 4 billones de dólares. Mientras que Pokemon: The first movie (Michael Haigney y Kunihiko Yuyama, 1999) recaudó 86 millones de dólares, pero en total lleva recaudados 15 billones de dólares desde su aparición en 1996.

Incluso se le reconoce un impacto marketinero mayor que al comic, que salvo los personajes clásicos (Superman, Batman), alcanzan un público de – como máximo – 50.000 copias, cifra infinitamente inferior a la que puede alcanzar un videojuego.

 

Paralelamente, el mercado de los videojuegos está atravesando su mejor momento: en el año 2000, en los Estados Unidos las ventas alcanzaron los 6.4 billones de dólares (en el mismo período, la taquilla cinematográfica logro un pequeño margen mayor: 7.7 billones de dólares).

Aunque el negocio parece seguro, y tal vez para para confirmar el fenómeno, algunas adaptaciones fueron verdaderos fracasos en la taquilla: Super Mario Bros. (Annabel Jankel y Rocky Morton, 1993) recaudó solamente 21 millones de dólares; y Wing Commander (Chris Roberts, 1999), 12 millones de dólares. Pero a pesar de todo, el desarrollo de las adaptaciones cinematográficas de los videojuegos más conocidos parece estar en su período de esplendor.

 

En un comienzo fue la Disney

En 1982, Disney presentaba Tron, protagonizada por Jeff Bridges y dirigida por Steven Lisberger. A pesar de que el film no fue un éxito, fue el punto de partida de toda una serie de films, que si bien no estaban basados en videojuegos, parte de sus argumentos estaban vinculados a los mismos. Cabe destacar que en los primeros años de la década del ochenta, los videojuegos eran bastante limitados en sus diseños, por lo que las fantasías vinculadas a los mismos pueden resultar en la actualidad particularmente cómicas.

Un año después, aprovechando los últimos coletazos de la guerra fría, se estrenaba Juegos de Guerra (War Games – John Badham, 1983), en la cual un adolescente Mathew Broderick, a través de su – hoy primitiva – computadora personal ponía en funcionamiento el sistema defensivo norteamericano cuando sus computadoras tomaban por cierto un supuesto ataque ruso, generado por un videojuego. Luego del éxito del film, el antiguo Colecovision lanzó al mercado un juego basado en el mismo.

En el mismo año, aparecieron Joysticks (Greydon Clark, 1983), con Joe Don Baker y Pesadillas (Nightmares – Joseph Sargent, 1983), una película en episodios, uno de los cuales estaba vinculado a los video juegos: Bishop of Battle, protagonizado por Emilio Estevez. En 1984, fue el turno de Starfighter, la aventura comienza (The Last Starfighter – Nick Castle, 1984), con Lance Guest; y Cloak and Dagger (Richard Franklin, 1984), protagonizada por Henry Thomas (Elliot en ET).

 

A fines de la misma década, Christian Slater y Beau Bridges protagonizaron The Wizard (Todd Holland, 1989), pero el desarrollo de los videojuegos en la siguiente década puso punto final a este tipo de películas, que se fundaban principalmente en fantasías apocalípticas. Sólo el genial Jackie Chan en 1992, realizó una de sus maravillas "keatonianas" con el videojuego Street Fighter II en el film City Hunter (Jing Wong, 1992).

 

Insert Coin(s)... segunda parte ···>

por Nicolás Quinteros

Soñando Despierto


PELICULA - CINE

El sueño de la razón

Muchas veces, cuando un director de videoclips intenta incursionar en el mundo del cine, este traspaso suele ser decepcionante ya que no pueden abandonar el lastre de su experiencia previa y sus películas se ven cargadas de una fuerte estética videoclipera y vacías totalmente de sustancia.

USA Vs. John Lennon



La guerra y la paz

Si bien durante los últimos años, el género documental ha evolucionado hacia diversos formatos, USA vs. John Lennon mantiene una estructura básica y convencional; atrapando el interés del espectador a través su figura central: ese músico excepcional y complejo que fue John Lennon.

En El Hoyo


PELICULA - CINE

un documental para quienes lo merecen

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Aparicio se adentra más en esta visión de los trabajadores dedicados a la construcción, aquellos que siempre son mal vistos y se les tacha de agresivos, irrespetuosos, mal hablados y comunes. Rulfo nos muestra la otra cara de ellos, en su documental “En el hoyo”.

Spielberg Lo Hizo

MUNICH - SPIELBERG LO HIZO
MUNICH - PELICULA
MUNICH - SPIELBERG LO HIZO

MUNICH

Steven Spielberg se atreve a cuestionar las tácticas empleadas por el Estado de Israel (y por los Estados Unidos) en su lucha contra el terrorismo (el real y el supuesto).

 

encuesta

LAS 10 MEJORES
PELÍCULAS
de la historia del cine

La Naranja
Mecánica

según nuestros lectores
la mejor película
de la historia del cine

Las 10 Mejores Películas de la historia del Cine

 

Noticias

sitio
desarrollado por

TRANS producciones
TRANS producciones