El Número 17 - novela policial

 

El inspector Grubach llegó a la escena del crimen. La cortada mostraba una cinta policial que impedía el paso, luces de móviles de la seccional más cercana y una oscuridad sólo quebrada por la tenue luz de la puerta lateral de un restaurante chino. Calle 57 y Avenida Costera.

Grubach se dirigió, al tiempo que encendía un cigarrillo, a donde se encontraba el inspector López que, junto al fotógrafo y a un par de camilleros de la morgue, observaba profesionalmente el desagradable paisaje. Un hombre caucásico, de unos 45 años, alto, calvo, corpulento, con lentes oscuros, traje gris y un prolijo corte en la garganta.

-¿Qué pasó? Preguntó Grubach mirando el cuerpo tendido a mitad del callejón.
- Mayer. Es el cuarto pesado que cae este mes. Todos de la misma forma. Alguien nos está sacando el trabajo - Contestó López, mientras anotaba cosas en su libreta.
- Son las 23:45, hace treinta y seis horas que no duermo. Este barrio es un nido de ratas, López, prefiero el caso del asesino de prostitutas a una posible guerra entre hampones venidos a menos. Nos vemos mañana - Grubach, palmeó el hombro de uno de los oficiales que marcaba con tiza la posición del cadáver y se retiró hacia su automóvil; un Chevrolet ‘71 bastante deteriorado.

Llegó a los departamentos de la 88 y Costera, subió las escaleras arrastrando los pasos y abrió la puerta del tercero "F". Dos ambientes, hogar dulce hogar, debajo de esas latas y esos cartones de cajas de pizza estaba su cama. Corrió con el brazo los restos de basura y se desplomó sobre las dos plazas del castigado colchón. Cuando estaba conciliando el sueño un ruido de llaves lo sobresaltó.

- capítulo siguiente >>>

canalTrans

 

 

prohibida la reproducción total o parcial de la novela sin autorización de canal Trans 

EL NÚMERO 17 - por D. RIPER

Copyright 1998 / 2006 & COPY Todos los derechos reservados