Escuchar ECDQEMSD Podcast en Spotify
Escuchar ECDQEMSD Podcast en Apple Podcast
canalTrans ECDQEMSD Podcast
ECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram
ECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram

LO QUE LES ENOJA

Política Internacional - Por El Pirata

Noticias Internacionales

Generalmente es otra cosa

El Pirata @PirataEcdqemsd | 1° de marzo de 2021 | ECDQEMSD Podcast

Escuchar este editorial en el podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales y todo eso que parece ocurrir en el mundo cuando, en realidad, lo que pasa es otra cosa.

El poder muchas veces mal interpreta lo que enoja a los pueblos. Resultado de la desconexión entre gobernantes y gobernados, o de una evidente intencionalidad de la lógica del poder, no son pocas las veces que nos entregan un análisis erróneo de por qué hay barricadas en las calles.

España se prendió fuego con la detención de un tal Pablo Hasél. Y no es que hubo disturbios porque el rapero fuera buenísimo o porque sus fans fueran muy fieles. No hubo enfrentamientos con la poli, en más de una ciudad, porque el tío este fuera un fenómeno revolucionario ni un talento singular. Tampoco porque el "niño pijo" que ya cuenta más de treinta encontrara la redención en rapear política antisistema.

Qué va, está más cerca del provocador de prepa y del rimador mediocre promedio que de una amenaza para lo establecido. Un tipo sin gracia y con unas fachas de eterno estudiante universitario que casi nadie en toda la península ibérica conocía hasta que lo acusaron de una sarta de exageraciones por rimar que la monarquía le toca los cojones y que la corona parasita al pueblo.

Historia en una línea: el chaval tiene los huevos de opinar desde youtube que está bien lo que hacen asesinos terroristas cuando el Estado siempre es fascista. Historia en otra línea: me atrinchero en la uni para que si los mozos vienen por mi, como terminó pasando, la cosa se vea "epiquísima".

A ver, que por Pablo Hasél nadie truena un cohete. Lo que incendió España es lo de siempre, lo de mezclar libertades con leyes de protección antiterroristas, lo de mandar a uniformados a provocar deliberadamente los desmanes en su contrato tácito social con los rompe cristales. Lo que encendió a España es que el promedio de opinólogos mediáticos y callejeros se indignaran más con un contenedor de basura quemado que con la amenaza del Poder que cada tanto señala con el bastón a "los enojados" como diciendo: -no te pases o te toca.

El problema no es hacer la cuenta de cuantos contenedores plásticos perdimos en una noche de furia, el problema es hacer la cuenta de cuantas libertades se restringen con esa historia de protegernos de las amenazas que nuestros propios "protectores" crean, dan forma y alimentan.

Que toda la periferia de Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia, tiene claro que no está representada más que por un silencio que si se atreven a romper, diciendo que se sienten estafados, posiblemente les caigan con los palos y los gases.

En fin, que lo que nos enoja no es la Ley, lo que nos enoja es que no sea para todos igual. Lo que enoja no es que algunos cuantos viejitos se vacunen saltándose la fila, señor Presidente de Argentina, lo que enoja es que sean los "amiguitos" del Poder. Lo que enoja no es que haya pasado lo mismo en Perú, en Ecuador o en Transilvania, lo que enoja es que digan que lo que pasa en muchos lugares es "normal" porque asi pasa.

Lo que nos enoja no es que haya masacres y que las calles sean cada vez más peligrosas, lo que nos enoja es que crean que si no le llamamos a las cosas por su nombre las cosas no pasan. No nos enoja que siempre haya "otros datos" cuando hay señalamientos. No nos enoja para nada que un candidato sea un asco de persona y haya que bajarle la candidatura, nos enoja que siempre hay demasiados candidatos de esa estirpe. Lo que nos enoja no es que no se venda el avión o que se hable más de lo que se hace, lo que nos enoja es que nos traten como si hubiéramos compartido ganancias con los corruptos de antes para que los corruptos de ahora se muestren con vaya uno a saber que superioridad moral.

Y mientras casi un centenar de reos moría en los motines de las cárceles de Ecuador, la fuga de más de 400 presos en Haití dejaba un tendal de asesinatos, la frontera en Ciudad Juárez empezaba a dar paso a migrantes y en El Salvador había elecciones de medio término: los enojos continuaban.

En serio que no nos enoja que le hayan pegado una patada en el court central a Donald Trump con su bola de disfrazados del Capitolio, nos enoja que Biden lo primero que hace es dar ordenes de bombardear allí lejitos en Siria como en los mejores tiempos de las guerras gringas.

En Myanmar no andan enojados porque les quiten Internet o porque creyeran que el gobierno civil era perfecto. Andan enojados porque se ven muy vulnerables sabiendo que cada vez que a un militar no les guste algo va a dar un golpe y si protestas te pueden matar.

En serio que uno no se enoja porque Texas se congele o se gaste un dineral en la Perseverance. No se enoja uno porque le caiga una turbina de avión en el jardín de Colorado, ni tampoco porque no hayan llegado los insumos para terminar con las vacunas. No se enoja uno porque a la tercera hola de la pandemia de seguro le llegará una cuarta ni tampoco porque los hospitales en Latinoamérica estén al borde del colapso siempre, hasta sin pandemia.

Claro que uno se enoja un poquillo cuando ve mucha injusticia, cuando la impunidad galopa fuerte, cuando los señores se ríen de costado ante nuestra plena indignación y cuando los que se atascaron de riqueza a costa de la nación se ligan, en el mejor de los casos, unos años a la sombra habiendo salvado a sus hijos, los hijos de sus hijos y hasta una cuarta generación.

Ahí cuando los vean en las calles, no importa si están marchando, yendo a trabajar, buscando algo para sobrevivir o protestando aireadamente. Ahí cuando los vean en las calles, yendo a la escuela o sentados en la esquina. No importa lo que estén haciendo o lo que vayan a hacer. Sepan que desde el Poder siempre van a llegar tarde. Tarde porque no entienden que es lo que los enoja, no entienden que los traen tan molestos, no entienden que la represión siempre ayuda de momento pero igual que se soluciona una fuga de presión de agua con una cinta de empaque, si no se hace más que eso, el resultado evidente es solo cuestión de tiempo.

El poder seguirá tratando de interpretar lo que les enoja a los que desde que el mundo es mundo les enoja lo mismo: la prepotencia, la tiranía, la opresión, la injusticia, la soberbia y la complejización de los sistemas para que justamente solo los que articulan los "Poderes" accedan a los manuales de uso.

Utilizados y descartados, los enojados, solo pueden elegir entre la paciencia de la paciencia de la paciencia o palo, gas y tanqueta!

Damas y caballero: bienvenidos al kaos total!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

MAS ARTÍCULOS

ACTUALIDAD

Tags del Artículo

actualidad - realidad - mundo - gobiernos - política - noticias - Lo que Les Enoja - Arde España por un tal Pablo Hasél - Barricadas de Madrid a Barcelona - La vacunación VIP en Argentina - Biden y el bombardeo persuasivo - El México de los Otros Datos y la superioridad Moral - Represión en Myanmar - Frontera de Ciudad Juárez activada - Elecciones en El Salvador con la mirada de Bukele - La pandemia y los hospitales en Latinoamérica...

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

En Caso De Que El Mundo Se Desintegre - ECDQEMSD Podcast
canaltrans ECDQEMSD Podcast

Copyright 1998 / 2021
ECDQEMSD & canalTrans
todos los derechos reservados