Escuchar ECDQEMSD Podcast en Spotify
Escuchar ECDQEMSD Podcast en Apple Podcast
canalTrans ECDQEMSD Podcast
ECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram
ECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD Podcast en SpotifyECDQEMSD en YouTubeECDQEMSD en TwitterECDQEMSD en FacebookECDQEMSD en Instagram

DEMOCRACIA ROTA

Política Internacional - Por El Pirata

Noticias Internacionales

A votar sin saber muy bien por qué

El Pirata @PirataEcdqemsd | 07 de junio de 2021 | ECDQEMSD Podcast

Escuchar este editorial en el podcast

Bienvenidos a las noticias internacionales y las democracias rotas.

No se puede decir que Perú no sea un país democrático. Hubo elecciones, hubo segunda vuelta, hubo debate y hubo jornada electoral en plena pandemia.

Ganó Keidro Fustillo o Peiko Cashimori, por muy poco, como pasa en las segundas vueltas.

Pero que tan entera está una democracia donde los candidatos basan su fuerza en convertirse en la herramienta para evitar que gane el otro?

Miles y miles de votantes no muy convencidos de nada. Votando a uno para evitar que gane lo "peor que nos podría pasar".

Así Keiko encarnaba en el maestro Pedro Castillo, todo el horror de sendero, del comunismo, del chavismo, la amenaza de los grupos subversivos que desean acabar con la nación.

Así Castillo colocaba a Keiko encarnando el terror de los tiempos de Fujimori, Montesinos, la derecha asesina, el militarismo faccioso, el fascismo de un populismo de derecha, la mentira y el neoliberalismo deshumanizante.

Pareciera que en estas democracias rotas latinoamericanas, que también tiñeron el norte continental, la plataforma, las ideas, el plan, la ideología y la campaña se basan simplemente en señalar el horror en el otro y presentarse como la opción para evitarlo.

Lo primero siempre ha sido así, más menos exagerado. Lo segundo es bastante novedoso porque realmente se habla cada vez menos de proyectos y mucho de "aquí estoy para evitar lo otro".

Es decir: no me elijas por mis virtudes, elíjeme por los defectos de mi oponente.

Democracias rotas, algo dañado en su mecanismo interno.

En México se eligieron 500 diputados, 15 gobernadores, 30 congresos locales y 16 alcaldías. Un colosal número de personas que se jugaban la "chamba" de los próximos años.

Quizá por eso el fervor, la pasión... la violencia desmesurada.

Casi un centenar de pre candidatos y candidatos asesinados, secuestros, amenazas, bloqueos y los detalles de siempre: que una granada en una casilla en Naucalpan, que dos cabezas en Tijuana, que boletas electorales quemadas en Chiapas, que papeletas previamente marcadas, que robos urnas, amenazas en Jerez, destrozos en Metepec, violentos amedrentando votantes en Veracruz... y así y todo: se votó.

"Viva la democracia" dijo Andrés Manuel López Obrador, con el pulgar tenido de tinta en alto, saliendo de votar junto a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller ahí cerca de Palacio Nacional.

Una democracia rota. Una democracia donde el votante mexicano ya sabe que los de izquierda no son tan de izquierda, que los de derecha son los que antes eran de centro, que los cristianos arman alianzas, que los de naranja no son del pueblo, que los de Morena se parecen al PRI, pero los del PRI ahora están con el PAN y el PRD de donde salio AMLO.

Todos entienden que lo que antes era lo que había para elegir (PRI, PAN O PRD) ahora es todo lo mismo unido para evitar que Morena siga acumulando poder. Pero a la vez saben que son solo uniones para frenar, porque esas uniones son imposibles.

Y si le das mas poder al poder? Pues si ya sabes lo que pasa.

Por otro lado el elector mexicano ya sabe que lo verde no tiene nada que ver con la ecología, que hay partidos que son expresiones de lo mismo con diferente nombre, que hay como hermanitos menores y primos ideológicos. Qué un tucán no es tucán, que una serpiente no es una serpiente y que un águila no es un águila. En pocas palabras: que nada es lo que dice o parece ser.

En última instancia, el elector mexicano sabe que todo es PRI. Casi que si medita en la democracia rota notará que siempre ha estado, incluso ayer, votando internas.

Y que ejemplo de democracia rota más efectiva podemos presentar?

Fuiste y votaste en Coyoacán o en San Pedro (allá en Monterrey) o en Tuxtla centro, bueno quizá ahí todo huele un poco a libertad democrática para elegir. No es tan así en las profundidades de Michoacán, Baja California, Zacatecas, Guerrero, Tamaulipas, Nayarit, Jalisco, y la lista podría seguir.

Y allí cada uno regresará a su casa con ese sabor de que eligió: nada. De que hizo bien en votar porque igual así es el juego socialmente pactado y que cuando los días de elecciones se guardan nada bueno llega.

Elegimos lo menos malo, lo que nos dijeron que había que votar porque sino cosas terribles podrían suceder. Votamos por personas que no conocemos, o que quizá creemos conocer. Candidatos que nos nos ofrecen alternativas, no nos dicen que harán con esto y con aquello, solo nos dicen, como a niños, que si ganan, repartirán caramelos (caramelos que no sabemos de dónde sacaran) y que básicamente son la única salvación contra "el otro" o "los otros".

Y están los que creen que los que votan por hambre son ignorantes, que los que aceptan dadivas son acarreados, que los venden el voto son corruptos. Y están los que con la mente analítica calculan lo que denominan el voto útil, los que creen que equilibrar el poder en el Congreso es vital para no alimentar las dictaduras. Y están los que creen que solo dándole más poder al poder es que se pueden llevar adelante cambios profundos y necesarios porque sino todo se traba, todo se vuelve inacción, negociación, debate, y más que equilibrio de fuerzas todo se vuelve palos en esa rueda que debe girar poderosa y rauda para los cambios que deben ser implementados.

Pero algo está roto. Algo dentro del mecanismo sofisticado que supone la expresión del pueblo a través de sus representantes está quebrado.

Algo entre democracia y vótame: se rompió. Y la rotura hace su sonido más estremecedor en el "por qué es que debes elegirme". Debes hacerlo porque lo otro es el horror.

Ojala algún día gane la ilusión bien sustentada, que se aleje definitivamente la traición siempre inminente, que los representantes iluminen, que nos protejan como ciudadanos, que trabajen para nosotros realmente. Ojala no haya que votar al que sirva para detener al otro, para evitar algo peor. Ojala haya candidatos para escuchar atentamente lo que piensa hacer para nuestros progreso colectivo y no para escucharlo decir lo que piensa evitar que pase por culpa de los otros.

Democracias rotas, podemos dar un ejemplos casi por cada país. La idea que debería primar es la de repararlas, transparentarlas, sincerarlas, porque así, rotas y todo, lo que queda fuera de la idea de democracia son ismos: fascismos, dictaduras, partidos únicos, victorias a través de complejos sistemas electorales que nos alejan de la elección, fraudes, golpes y un alejamiento completo de nuestra libertad habiendo entregado nuestra pequeñísima porción de poder, esa que ponemos en acción en días de elecciones, a otros. Otros que decidirán, harán, desharán y nos despojaran de toda posible decisión.

Entre festejos por parte de los ganadores, amargas expresiones de los perdedores y todo el confeti que el pueblo deberá barrer luego de otro día de elecciones, nosotros les damos la bienvenida al kaos total!!!!!

Bienvenidos Al Caos TotalEl PirataComentario EditorialECDQEMSD

MAS ARTÍCULOS

ACTUALIDAD

Tags del Artículo

actualidad - realidad - mundo - gobiernos - política - noticias - Segunda vuelta en Perú - Pedro Castillo y Keiko Fujimori - Elecciones México - Morena retiene la mayoría parlamentaria - La democracia latinoamericana - Los candidatos y el votar por el menos malo - Países divididos - Pueblo y representantes - Urnas y casillas - Violencia y democracia...

Artículos Relacionados

Editoriales del Pirata

En Caso De Que El Mundo Se Desintegre - ECDQEMSD Podcast
canaltrans ECDQEMSD Podcast

Copyright 1998 / 2021
ECDQEMSD & canalTrans
todos los derechos reservados